La realidad del desempleo en Panamá


En la encuesta de mercado laboral publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) en octubre de 2021, la población desocupada se situó en 222,080 personas.

En agosto de 2019, cuando inició el gobierno de Cortizo, la desocupación era de 146,111 individuos, incrementándose el desempleo, por consiguiente, a octubre de 2021 en un 52%, precisamente en este período presidencial. La cifra de 222,080 desocupados representa un 11.3% de desempleo, sobre una población económicamente activa (PEA) de 1,966,467 personas (Inec, octubre 2021). Monto éste que implica además una disminución de 100,286 personas de la PEA con relación a agosto de 2019. Lo anterior significa que, de agosto de 2019 a octubre de 2021, la desocupación pasó de 7.1% a 11.3% (representado en esas 222,080 personas, como queda dicho). Aumento de desocupación sucedido en el presente período presidencial de Laurentino Cortizo Cohen. Ahora bien, llama la atención que el gobierno presidido por Cortizo Cohen, entre el 11 y el 15 de septiembre de 2021, entregó vale digital a 592,034 panameños y entre el 11 y 15 de octubre de 2021, a 610,608. Aunque por alguna razón no explicada, los beneficiarios del vale digital no son contabilizados como población económicamente activa (PEA).

Pero vayamos al 2022. Del 17 al 21 de enero se entregó vale digital a 463,517 individuos; del 17 al 21 de febrero, a 417,121 personas; del 21 al 25 de marzo, a 416,265 panameños; del 18 al 22 de abril, a 400,812 personas, y del 14 al 18 de mayo se le entregó vale digital a 375,641 panameños. Lo anterior significa que solamente en 2022 se ha entregado (en 5 meses) 2,073,356 vales. Y si el costo de cada vale es de $120, la cantidad gastada en dinero sería de poco más de $248.8 millones , solamente en estos 5 meses. Esto es insostenible financieramente para el Estado, aparte de que esos $120 poco o nada resuelven al panameño. Además, si el vale digital se les entrega a las personas que “no encuentran trabajo”, ¿cuál es la diferencia entre ellos y los desempleados contabilizados dentro de la PEA? No lo sabemos ni el gobierno lo explica, porque quiero dudar que se le esté dando vale a los que “no quieren trabajar”. De ese 1,966,467 (PEA), 222,080 están desempleados, quedando 1,744,387 como población ocupada (176,255 personas menos respecto a agosto de 2019). De los cuales alrededor de 300,547 son funcionarios que representan el 17.4% de los puestos de trabajo (octubre de 2021). Agreguen 830,328 trabajadores informales y emprendedores que representa un 47.6% de todos los empleos y el resto serían los empleos formales, es decir, los únicos que con seguridad están pagando todos los meses impuestos sobre la renta, seguro educativo y seguro social, un total de 613,512 personas (35% de la población ocupada). Llamamos la atención que el rubro de funcionarios no compagina con la cifra que había a marzo de 2021 que, según el Inec, era de 362,768 y que coincidía con la Nota 2021-4493 de 1 de febrero de 2021, firmada por Héctor Alexander. Ya que es imposible que en 7 meses se hubiesen desvinculado a 62 mil funcionarios cuando ha sido todo lo contrario, la planilla ha crecido y sigue creciendo a razón de 5 mil empleos por mes desde enero de 2022.

Para concluir, si bien el 11.3% de desempleo de la PEA es técnicamente cierto, no es real al no incluirse los que reciben vale digital. Que, si tomamos en cuenta las cifras a octubre de 2021 y sumamos a los desocupados y a la PEA, los que recibieron vale digital en mayo de 2022 (los menos), el gran total de gente sin trabajo hoy es de 597,721 personas sobre una PEA de 2,342,108. Lo que implicaría un 25.5% de desempleo real.

El autor es abogado



Source link