La pandemia dispara el ahorro de los españoles: cómo aprovecharlo


Los españoles nunca han tenido fama de ser ahorradores. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha cambiado sus hábitos. Ante la incertidumbre económica muchas familias han optado por la prudencia.

Los depósitos de las familias españolas ascendían hasta los 942.800 millones de euros a finales de julio, según los últimos datos publicados por el Banco de España. Se trata de la cifra más alta de la serie histórica, que comienza en 1989, y un 5,6% más respecto al mismo mes del año anterior.

Ni siquiera el verano ha servido para quitar ese miedo a la crisis económica. Las familias han guardado 1.191 millones de euros en sus cuentas bancarias y depósitos durante el mes de julio. Este incremento resulta relevante, ya que tradicionalmente los ahorros depositados en los bancos solían disminuir en los meses de julio debido al inicio de las vacaciones.

Meter esos ahorros en una cuenta corriente o un depósito bancario no parece una buena idea. Los depósitos fueron durante décadas el producto financiero favorito de los ahorradores españoles, con un carácter muy conservador. Actualmente, la mayoría de depósitos apenas ofrecen rentabilidad, debido a la política de bajos tipos de interés del Banco Central Europeo.

A pesar de esto, todavía hay algunos depósitos que ofrecen ganancias. Este es el caso de la entidad financiera italiana Banca Sistema, que ofrece un depósito a 10 años con una rentabilidad anual del 1,2%. Sin embargo, este producto no conseguiría batir a la inflación.

Guardarlos en el cajón de la mesilla de noche tampoco es una buena idea. El valor de ese dinero se reduce progresivamente con el paso del tiempo a causa de la inflación, que acumula seis meses consecutivos al alza. El índice de precios al consumo (IPC) se disparó al 3,3% en agosto respecto al año pasado, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Una opción más interesante para aprovechar ese dinero es abrir una cuenta de ahorro, que puede servir para cumplir objetivos de futuro como comprar un coche o hacer un viaje o sacar de un apuro en un momento de necesidad. Actualmente existen cuentas de ahorro remuneradas que aportan una rentabilidad por el dinero guardado.

Algunas opciones de cuentas remuneradas son la Cuenta Nómina de Bankinter y la Cuenta Expansión Plus de Sabadell. La cuenta de Bankinter remunera los primeros 5.000 euros al 5% TAE durante el primer año y al 2% TAE durante el segundo. Por su parte, la entidad catalana remunera hasta un 3% TAE para un saldo máximo de 10.000 euros.

¿Quieres sacarle rentabilidad a tu dinero?

Otra posibilidad para no perder dinero con la inflación es invertir esos ahorros. Los fondos de inversión permiten obtener una rentabilidad por ese dinero evitando que pierda valor con el paso del tiempo. Además, la cartera de un fondo de inversión está compuesta por diferentes activos de distintos sectores y distintas zonas geográficas. Así se consigue evitar riesgos si una empresa sufre un tropiezo en Bolsa.

Si una persona no ha invertido nunca, lo más recomendable es empezar con una cantidad de dinero que no vaya a necesitar. Además, conviene realizar pequeñas aportaciones periódicas para que ese capital invertido aumente, por ejemplo, cada mes al recibir la nómina.

Asimismo, si es la primera vez que se invierte en este tipo de productos, lo mejor es consultar a los expertos. La plataforma Finect puede poner en contacto con un asesor profesional de forma totalmente gratuita para informar sobre cómo sacar provecho a esos ahorros.



MÁS INFORMACIÓN