La oficina se muda a casa; claves para un teletrabajo eficaz


Muchas empresas en el país han tenido que recurrir forzosamente al teletrabajo como una alternativa para mantener la productividad en medio de la cuarentena total generada por la crisis del coronavirus y el peligro de contagio.

Si bien, cada sector usa esta modalidad de trabajo bajo el esquema que más le conviene, “hay varios aspectos aplicable a todos los casos para un teletrabajo efectivo durante la crisis del coronavirus”, dice Jon Messenger, especialista principal de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en condiciones de trabajo.

El especialista de la OIT ofrece cinco consejos para lograr una estrategia de trabajo a distancia eficiente.

La Ley 76 de 2020, que regula el teletrabajo en Panamá, fue sancionada apenas el mes pasado por el presidente de la República, Laurentino Cortizo. Bajo esta modalidad, el trabajador tiene derecho al reconocimiento como accidente de trabajo, para los efectos de la seguridad social.

1.- Apoyo a nivel directivo, desde la alta dirección hasta los supervisores directos. Esto es primordial para lograr un teletrabajo eficaz.

2.- Disponer de herramientas y de una formación adecuada. Se trata de crear canales alternos para mantener la comunicación con los compañeros de la organización. Las aplicaciones, el apoyo técnico y la formación adecuada es vital tanto para los trabajadores como para los directivos.

3.- Es necesario fijar claramente los objetivos sobre los resultados que deben alcanzarse, las condiciones necesarias para ello y el horario durante el cual los trabajadores estarán disponibles. Todo ello debe definirse debidamente desde el principio.

4.- Es importante respetar la soberanía del tiempo. El horario y el lugar de trabajo de los trabajadores deben ser el que más convengan para su productividad y la de la empresa.

5.- Tiempo y Espacio. Todo el mundo debe formular su propia estrategia en materia de gestión de tiempo. Esto incluye mecanismos para delimitar el tiempo de trabajo remunerado del tiempo personal. Además, hay que delimitar el uso de espacios de trabajo, en particular si hay más de una persona en el hogar en el que se ha previsto trabajar a distancia.

Por otro lado, hay que poder desconectarse de la actividad laboral. Hay que se capaz de interrumpir dicha actividad para dedicar tiempo al descanso y al ocio.

Factor confianza. El vocero de la OIT también habla de la confianza que debe haber en el equipo de trabajo. Es necesario que exista confianza entre las personas que realizan trabajo a distancia, los compañeros y las que desempeñan funciones directiva. Esto constituye el elemento cohesionador de todo.



MÁS INFORMACIÓN