La nueva jefa de la Inteligencia en España tiene un oscuro pasado en Cuba


Esperanza Casteleiro, designada como nueva jefa del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España, habría sido expulsada de Cuba en 2009 después de verse implicada en una operación de espionaje mientras dirigía la red de agentes españoles en La Habana.

De acuerdo con diversos reportes de prensa españoles, esa misión de la funcionaria en Cuba duró apenas seis meses, después que Raúl Castro la expulsara a ella junto a otros dos agentes de Madrid, presuntamente relacionados con la posterior destitución del vicepresidente Carlos Lage y del entonces canciller Felipe Pérez Roque.

Según evocó el medio The Objective, Esperanza Casteleiro Llamazares (1957) llegó a lo más alto del CNI tras casi cuatro décadas de trabajo en los servicios secretos. A Cuba llegó en 2008, pero su presencia no habría sido bien vista por el régimen, que prácticamente la confinó en su hotel. 

Pero su expulsión habría sido a causa de la detención en febrero de 2009 del empresario cubano Conrado Hernández, delegado de la Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial (SPRI), entidad del Gobierno vasco en La Habana, quien acabó arrestado cuando se disponía a tomar un avión con destino a España. 

Condenado en 2011 por espionaje, salió de prisión en 2021 con el beneficio penitenciario de un régimen de encierro más benigno, según reportó CiberCuba. Diversas fuentes lo tildan como espía del CNI español.

Si bien los representantes del CNI en La Habana, adscritos a la Embajada española, negaron cualquier vinculación con el caso, el entonces ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, anunció a mediados de mayo el relevo definitivo de los miembros del CNI implicados, después que La Habana emitiera una queja diplomática.

Entre los afectados por esa decisión estuvo Casteleiro Llamazares, quien presuntamente habría usado la información facilitada por Hernández, amigo cercado de Lage y Pérez Roque, para conocer los planes de la cúpula castrista y planificar junto a José Luis Rodríguez Zapatero, jefe de Gobierno en Madrid, una transición a la democracia en la Isla.  

La funcionaria toma el mando del CNI tras la salida de Paz Esteban, primera mujer en ocupar ese puesto, pero destituida a raíz del escándalo de espionaje mediante el sistema Pegasus a figuras del independentismo español y a tres miembros del Consejo de Ministros, entre ellos el presidente Pedro Sánchez.

En su primera comparecencia ante los medios, Casteleiro Llamazares reivindicó el martes que precisamente gracias al CNI se han evitado múltiples “accidentes” y “atentados yihadistas” en España, aunque reconoció que era necesario dar “un paso adelante”, citó EFE.



MÁS INFORMACIÓN