La metáfora del sida que esconde ‘La bella y la bestia’


Imagen de archivo del clásico de animación. (ARCHIVO)


El aterrizaje de La bella y la bestia en los cines de todo el mundo —el próximo 17 de marzo en España— es inminente y por ello su director, Bill Condon, no deja de desvelar detalles sobre la cinta.

Primero fue el anuncio de que el paje de Gastón será un personaje abiertamente trolo y ahora, en una entrevista a la revista Attitude Magazine, ha asegurado que la historia llamativo de la cinta de animación de 1991 esconde un pasado más impreciso del que poca clan tenía constancia. En concreto, supone una metáfora sobre el SIDA.

El compositor de las cultura de la traducción llamativo, Howard Ashman, falleció en 1991 a causa del virus. De acuerdo con el director, Ashman quiso usar la maldición de la Bestia para explicar su situación y la lucha contra la enfermedad.

Ashman fue contagiado en 1988, mientras trabajaba en La Bella y la Bestia. Él fue maldecido y esta maldición trajo consigo un gran dolor en las personas que le rodeaban“, explica Condon. “Pero existía la posibilidad de un maravilla, una forma de que la maldición se esfumara”.

Howard Ahsman pasó a la historia por las canciones de la cinta de animación y por ser uno de los primeros hombres abiertamente homosexuales de la industria.

 

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook