La mayor agrupación sindical de Argentina pide al papa Francisco que declare santa a Eva Perón

Evita Perón fue hija ilegítima y pobre.
Archivo

La Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor agrupación sindical argentina, ha hecho una petición al papa Francisco para que inicie el proceso de beatificación de Eva Perón.

Esta demanda se produce una semana después del centenario del nacimiento de la que fue primera dama argentina, uno de los personajes históricos más influyentes de este país por ser un símbolo de la clase popular e impulsora de la consecución del voto femenino en Argentina.

Además de pedir su beatificación al Vaticano, la CGT difundió un comunicado en el que aclama a Evita “santa del pueblo” por “su inmensa obra, el milagro de la Argentina justa”.

“Los argentinos nos reconocemos en Eva Perón. Ella no tuvo miedo de ir a las periferias sociales y existenciales, como la Iglesia que propone el papa de los pueblos”, manifestó la organización en referencia a Jorge Bergoglio, que antes de papa fue arzobispo de Buenos Aires.

Líderes del peronismo

La ex primera dama y su esposo, el expresidente Juan Domingo Perón, fueron los líderes fundacionales en los años 40 del peronismo, movimiento político todavía muy presente en la Argentina actual.

Eva Perón falleció a los 33 años por un cáncer de útero y desde la CGT señalaron que “el enorme desgaste que sufrió su salud con motivo de su entrega por los necesitados fue martiriológico, porque sabiendo ella los riesgos que corría su salud y su vida, se ofrendó por sus humildes”.

En el “corazón” del pueblo

Para la organización sindical, cien años después de su nacimiento, Evita sigue estando en el “corazón popular” y en los “altares del pueblo humilde junto a la Virgen María” por entregar su vida al rescate de la “dignidad” de la persona “en su sentido más trascendente”.

En declaraciones a la radio LT3, el arzobispo de la ciudad argentina de Rosario, Eduardo Eliseo Martín, admitió que le sorprendió esta iniciativa, pero consideró que la petición es “legítima”.

Sin embargo, confesó desconocer si la solicitud fue hecha con el “debido procedimiento”, ante la autoridad eclesiástica correspondiente, que es “la que juzga si se dan las condiciones para iniciar o no un proceso”, dijo.

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook