La lucha contra las enfermedades no transmisibles: “Queremos contribuir a salvar 200.000 vidas de aquí al año 2025”


Sebastián del Busto, responsable de Programas de Prevención Primaria y Promoción de la Salud de la AECC y portavoz de RedENT.
ELENA BUENAVISTA

Las enfermedades no transmisibles causan nueve de cada diez fallecimientos en España, un alto porcentaje de los cuales podría evitarse. Para luchar contra los factores de riesgo comunes de estas patologías e intentar prevenir el 70% de las muertes prematuras que provocan, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Cruz Roja, la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria, la Sociedad Española de Diabetes y la Federación Española del Corazón han creado RedENT, plataforma de la que Sebastián del Busto es el primer portavoz.

Licenciado en Medicina Humana por la Universidad de San Martín de Porres, en Lima, Del Busto cursó un máster en Salud Pública en la Universidad de Alcalá. Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, es responsable de Programas de Prevención Primaria y Promoción de la Salud de la AECC.

¿Por qué se crea esta plataforma?
Diversas instituciones del tercer sector trabajábamos ya en actividades para la prevención de enfermedades no transmisibles: las cardiacas, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes, entre otras. Pero lo hacíamos cada uno por nuestro lado, según nuestra naturaleza. Ante la magnitud del problema, dado que esas enfermedades causaron el 90% de los fallecimientos en España en 2016, decidimos unir fuerzas para optimizar recursos e incrementar el alcance de las acciones y su impacto. Nos estamos enfrentando a un problema de salud pública enorme.

¿Qué meta se han planteado?
Si seguimos las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a prevención podemos evitar el 80% de las muertes cardiacas prematuras, disminuir un 80% los casos de diabetes y evitar del 30 al 50% de los casos de cáncer. Son un grupo de enfermedades con un impacto tremendo en la población pero que al mismo tiempo tienen un gran porcentaje de probabilidades de ser evitadas y eso es lo que hace que nuestro trabajo tenga tanto sentido. Queremos contribuir a salvar 200.000 vidas de aquí a 2025.

¿Qué medidas van a poner en marcha para lograrlo?
Las recomendaciones de la OMS se basan principalmente en estilos de vida saludables. Este discurso puede sonar repetitivo pero es así. El impacto que tienen realizar ejercicio, no fumar, no consumir alcohol y una alimentación sana es muy grande y la población no lo percibe. Es nuestra tarea que lo entienda. Aparte de informar y concienciar queremos impulsar proyectos que ayuden a llevar a la práctica esos hábitos. Me refiero a proyectos con los ayuntamientos, por ejemplo, tanto desde el punto de vista de la educación como para incrementar la oferta de la actividad física y la de actividades para promover consumos saludables, con huertos urbanos, mercadillos locales… Hay que facilitar a la población las decisiones saludables y por ahí queremos avanzar bastante, hay mucho por hacer.

¿Tenemos además poco tiempo para ello?
La globalización, el estilo de vida intenso de trabajo que llevamos, la crisis económica y las condiciones laborales, las condiciones y las ayudas sociales… Todo eso nos sumerge en un día a día en el que nuestra primera preocupación es llevar alimento a casa y llegar a fin de mes. Y dejamos un poco relegada nuestra salud. Esto no es positivo, ni para la población, ni para el Gobierno ni para las empresas. Por cada euro que se invierte en prevención retornan a la sociedad hasta siete. Una población sana es más productiva, enferma menos, utiliza menos los Servicios de Salud y por lo tanto genera menos gastos…

Sebastián del Busto, de RedENT

¿Estas enfermedades tienen entonces factores de riesgo comunes?
Sí, los citados: tabaco, alcohol, poca actividad física y alimentación no saludable. Son los que causan la mayoría de estas enfermedades. Si implantamos proyectos que promuevan estilos de vida saludables basados en ellos vamos a poder disminuir tremendamente la carga de la enfermedad.

¿Incluso en el cáncer tienen tanta incidencia?
Sí. Hasta el 50% de los casos de cáncer se pueden prevenir siguiendo las recomendaciones de la OMS. El sobrepeso por ejemplo puede causar hasta trece tipos. Ahí también son importantes los programas de detección precoz.

¿Echan en falta que la Administración tome las riendas?
Es un trabajo de todos los sectores y de ir de la mano. Las Administraciones han realizado bastante cosas, y las siguen realizando, desde el Ministerio, las comunidades y los ayuntamientos. Hay mucho por hacer pero también hay iniciativas a nivel público. Lo mismo a nivel privado. Existen iniciativas nacionales en otros ámbitos que van en esta línea: la Red Española de Universidades Saludables, la Red de Escuelas Saludables o la Red Española de Ciudades Saludables. El concepto red, de colaboración, se está trabajando. Hay cosas que se están haciendo muy bien y desde el tercer sector echábamos de menos lo mismo.

Estas enfermedades suponen el 70% de las muertes en el mundo. En España, el 90%. ¿A qué se debe?
Creemos, y son conclusiones que hemos sacado de diversos estudios pero no tenemos la información exacta, que a que España tiene una población bastante mayor, con menos niños que otros países.

La natalidad no deja de caer. ¿La situación será cada vez peor?
Tampoco tenemos que ser radicales. Tenemos que tener a nuestra población protegida en el sentido social, sanitario y laboral y eso es positivo para todos. Una población que además de conocer lo que debe hacer tiene las facilidades para llevarlo a cabo es una población que interioriza y ejecuta acciones saludables en su día a día.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: