La democracia de la que tanto nos hablan


Lo que sucedió en Iowa, el primer estado en ejercer el voto por las primarias para la nominación demócrata, se convirtió en la peor pesadilla para quienes tenemos esperanza en este proceso.

Desde la aparente falla de una aplicación digital que tenía la función de comunicar el resultado, pasando por la también aparente baja concurrencia de los votantes, la gran perdedora del 3 de febrero en Iowa fue la democracia.

Pero esa derrota no empezó el 3 de febrero ni terminó ese mismo día con un problema técnico, como se ha reportado.

En realidad, el juicio político contra el presidente Donald Trump, el cual ha acaparado gran parte de la cobertura mediática, dejando de lado hasta cierto punto el proceso electoral, ha sido gran parte del problema, por lo menos en términos de la baja concurrencia que se reporta.

En mi percepción, la mayoría de los ciudadanos estadounidenses ven este proceso por lo menos con escepticismo, por una combinación de razones.

Desde el juicio en sí, que empezara por el supuesto abuso de poder en donde se le acusa a Donald Trump de utilizar su puesto para conseguir información sobre la hipotética corrupción de la familia Biden, pasando por la percepción general que existen mil razones mas escandalosas por la cuales Trump podía haber sido procesado, y la simple ecuación matemática que indica que este proceso no iba para ningún lado por la mayoría republicana en el ala legislativa y las estrategias de su pintoresco líder, Mitch McConnell, entiendo que la percepción del proceso ha sido variada, para no decir otra cosa.

La democracia de la que tanto nos hablan
En la sede del Partido Demócrata, en Iowa, la tensión creció cuando no se dieron a conocer los resultados. AFP

Entonces, nos levantamos la mañana del martes 4 de febrero aun sin un ganador de las primarias de Iowa del día anterior, sabiendo que en la noche Donald Trump habla frente al capitolio para dar su discurso anual sobre el estado de la nación.

Entendiendo como funcionan los ciclos noticiosos, el gran perdedor del proceso electoral que sucedió ayer fue la democracia en general, y en particular las personas que le dieron la tarde y gran parte de la noche a este proceso extraño llamado “caucus”, sin hablar de la campaña que al final resulte ganadora de un proceso que definitivamente ya ha perdido credibilidad.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=GNKMRnvPhBI?feature=oembed&w=459&h=344]

Por otro lado, el partido demócrata está siendo cuestionado por su supuesta intención de cambiar las reglas de admisión a los debates, en especifico el estatuto que indica un número mínimo de donantes individuales para poder participar, aparentemente para darle espacio al billonario Michael Bloomberg, quien básicamente esta pagando por su propia campaña.

Es un terrible inicio para un proceso relativamente largo que nos dará al elegido para enfrentar a Trump en esta democracia de dos partidos.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ydaosmRA2Bc?feature=oembed&w=480&h=270]

Lo positivo es que mas de un candidato de los aspirantes demócratas reaccionó correctamente ayer, criticando el proceso e impulsando reformas para evitar situaciones como estas como parte de su plataforma.

Lo cierto es que esto es evidencia que nuestros amigos del norte deben ver los propios problemas de sus instituciones democráticas antes de promoverse como los principales exportadores de este sistema y las libertades que promueve en el mundo.

https://platform.twitter.com/widgets.js



MÁS INFORMACIÓN