La Contraloría con sello PRD


Gerardo Solís, nuevo contralor de la República, tuvo ayer su primera reunión de trabajo asediado por una interrogante que gravita en el ambiente: ¿tendrá la independencia para ejercer la fiscalización de fondos públicos con su nuevo equipo? El nombramiento de figuras ligadas al poder Legislativo que lo designó en el puesto, e históricos dirigentes del PRD, lo ponen en el centro de las críticas. Se advierte de posible conflicto de interés.

De la Asamblea

Tres de las personas que conforman su círculo cero son familiares directos de diputados del PRD. Se trata de Rocío Rodríguez, hermana de la diputada Zulay Rodríguez, quien fue nombrada como vocera de la institución. Guadalupe Castillero, hermana del presidente de la República Marcos Castillero, nueva directora de Comunicación Social de la entidad.

Mientras que Elia Díaz, esposa del diputado perredé Roberto Ábrego, es la directora Nacional de Servicio Exterior, Incentivos Fiscales y Comercial. Díaz trabajó con Solís cuando este fue magistrado del Tribunal Electoral.

Ábrego es el presidente de la Comisión de Credenciales del Legislativo, organismo que en primera instancia avaló el perfil de Solís para el puesto. Su hija Valeria Ábrego fue nombrada por el gobierno del presidente Laurentino Cortizo en el consulado de Panamá en Génova, Italia.

La designación de familiares de diputados en la Contraloría ha recibido críticas hasta en el seno del propio PRD.

Infografía

Infografía

Juan Carlos Navarro, candidato presidencial del PRD en las elecciones de 2014 -acompañado de Solís como candidato a vicepresidente-, tildó de “inaceptable desacierto” los nombramientos.

Lo hizo a través de su cuenta de Twitter. “La mujer del César debe no solo serlo, sino parecerlo. Absurdo e inaceptable desacierto el nombrar a hermanas de diputados en cargos directivos de la Contraloría General de la República de Panamá @ContraloriaPma, por evidentes e inevitables conflictos de interés”.

El primero que puso el dedo en la llaga fue el diputado independiente Juan Diego Vásquez. Lo hizo el pasado lunes 30 de diciembre, cuando la Contraloría dio a conocer una fotografías en las que se veía a Solís con su equipo recorriendo las instalaciones de la entidad, en compañía de su antecesor Federico Humbert.

“Veo junto al nuevo contralor a la hermana de la Dip. Rodríguez, y a la hermana del presidente de la Asamblea. Yo no puedo dudar de la capacidad profesional, pero espero esta Contraloría juegue su rol y que sin política, cuide el dinero todos los panameños y fiscalice la Asamblea”, escribió Vásquez.

El asunto adquiere especial importancia, porque en el periodo pasado la Contraloría y la Asamblea protagonizaron una agria disputa que incluso llegó a la Corte Suprema de Justicia. Planillas secretas, botellas y millones en contratos y donaciones que no habrían llegado a sus beneficiarios, pusieron a ese órgano del Estado en el centro de los cuestionamientos. La diputada y expresidente de la Asamblea Nacional, Yanibel Ábrego, impidió varias veces a Humbert hacer las respectivas auditorías forenses.

¿Auditará Solís a los diputados? Esa es la gran pregunta.

Vieja guardia

En el equipo también están los veteranos perredistas Francisco Pancho Rodríguez, quien fue presentado ayer como asesor, y Orcila Vega de Constable, directora Nacional de Estadística y Censo, cargo que ocupó en la gestión de Humbert.

Rodríguez fue contralor de 1982 a 1989, cuando renunció para asumir como presidente provisional en agosto de ese año, en reemplazo de Manuel Solís Palma. Su mandato terminó el 20 de diciembre de 1989, con la invasión de Estados Unidos a Panamá para sacar al dictador Manuel Antonio Noriega del poder.

Al menos 10 de los que ocupan direcciones tienen amplia trayectoria en la Contraloría. De acuerdo a una nota de prensa de la entidad, en la reunión de ayer, Solís habló de la hoja de ruta de la Contraloría para el quinquenio 2020-2024.

“Toda la actuación del Estado va a ser fiscalizada. Si la Contraloría hace el trabajo de fiscalizar no hay necesidad de que se desvíen los fondos públicos”, manifestó el nuevo contralor según el boletín de prensa.

El pasado jueves 2 de enero, día en que tomó posesión del puesto frente al presidente de la Asamblea Marcos Castillero, Solís defendió a su equipo de trabajo.

Mencionó que 10 de los 17 altos cargos, son mujeres.

Dos veces aseguró que los méritos de Rocío Rodríguez, y Guadalupe Castillero son “incuestionables”. Aseguró que hará auditorías a los diputados y en “todos lados”.

En ese momento no se conocía que una de las direcciones de la institución estaría a cargo de la esposa del diputado perredista Roberto Ábrego.

El PRD ha ocupado un espacio importante en la vida del nuevo contralor.

De hecho, el día que el diputado Ricardo Torres, jefe de bancada del partido oficialista, sustentó en el pleno legislativo la postulación de Solís a la Contraloría, resaltó su origen perredé. “Ha sido y es miembro de nuestro partido”, recordó.

Después de participar en las elecciones de 2014 como compañero de fórmula de Navarro, torneo político en que inicialmente se había presentado como “independiente”, Solís se reincribió en el PRD el 11 de marzo de 2015. Lo hizo en compañía de su padrino político, el expresidente Ernesto Toro Pérez Balladares, y el diputado y presidente del colectivo político Benicio Robinson.



Source link

A %d blogueros les gusta esto: