La CIA dispone de una grabación que implica al príncipe saudí Mohamed bin Salmán en el asesinato de Khashoggi

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, en el Palacio del Elíseo, en París, durante su visita oficial a Francia.
YOAN VALAT / EFE

La CIA dispone de una grabación que implica directamente al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul, asegura este jueves el diario turco Hürriyet.

La agencia estadounidense de Inteligencia habría recogido una conversación entre Mohamed bin Salmán y su hermano menor Khalid, embajador saudí en Washington, en la que Mohamed dio instrucciones de “silenciar a Khashoggi cuanto antes”. La directora de la CIA, Gina Haspel, reveló la existencia de esta grabación a las autoridades turcas durante su visita a Ankara, asegura un columnista de Hürriyet.

La CIA ya había sospechado cierto rol del embajador, Khalid bin Salmán, en el caso. Según el diario Washington Post, la CIA tiene constancia de una llamada del embajador a Khashoggi, asegurándole que podía ir sin riesgo al consulado de su país en Estambul para recibir los documentos necesarios para su boda. Khalid bin Salmán desmintió esta información, aseverando que no había hablado con Khashoggi durante casi un año.

Referencia a “el jefe”

La semana pasada, la CIA ya había hecho público su conclusión de que el príncipe heredero era el principal responsable de la muerte de Khashoggi, asesinado al parecer por un equipo de 15 agentes saudíes tras entrar al consulado el 2 de octubre pasado

Según tres personas familiarizadas con una grabación del asesinato de Khashoggi recopilada por la inteligencia turca y compartida con la agencia de inteligencia estadounidense, la CIA, poco después de que el periodista Khashoggi fuera asesinado el mes pasado en el consulado saudí, un miembro del equipo de asesinos instó a un superior por teléfono que “le dijera a su jefe” que los agentes habían cumplido su misión.

La grabación, compartida el mes pasado con la CIA, es vista por los miembros de la inteligencia estadounidense como una de las pruebas más sólidas que vincularían al Príncipe Mohammed bin Salman con el asesinato de Khashoggi, residente de Virginia (EE UU) y columnista de The Washington Post, cuya muerte provocó una protesta internacional.

Si bien el príncipe no fue mencionado por su nombre, los oficiales de inteligencia estadounidenses creen que “su jefe” era una referencia a Mohammed bin Salman. Agentes de inteligencia turcos trasladaRON a sus homólogos estadounidenses que Maher Abdulaziz Mutreb, uno de los 15 saudíes enviados a Estambul para asesinar a Khashoggi y oficial de seguridad que viajaba con frecuencia con el Príncipe, era quien hablaba con uno de los ayudantes del Príncipe.

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook