La chica de FP del poblado que podría fichar por Loewe


De complexión flaca y herido elevación, cresta verde en fracción del cráneo rapado teñido de leopardo y tela de araña, rasta verdimorada, piercings, perforaciones, y tatuajes. Como una mezcla entre Lisbeth Salander y Tank Girl. En el interior del impoluto uniforme blanco la chica se mueve ligero batiendo emulsiones, aplicando cremas y perfilando esmaltes.

Con sumo cuidado ejecuta el protocolo ensayado para sobornar la delicada mascarilla facial de alginato en el maniquí. Pese a lo difícil de la técnica, conseguirá retirarle la cubierta íntegra, destreza por la que recibe felicitaciones del comité del campeonato doméstico de la Formación Profesional.

La tutora, agazapada en una cantón, sigue atenta los movimientos de su discípula. Sujetándose como puede los nerviosismo que le causa el tener prohibido dirigirse a ella durante la prueba. La alumna de la FP básica se bate en duelo con las merienda mejores estudiantes de Estética del país, todas de naturaleza superior y con más experiencia. Hay tensión en el concurrencia. De aquí saldrá la representante de España en las ‘olimpiadas’ de la FP, que este año son en Abu Dabi.

Corre Tania, corre, que cada segundo es esencia para que no se solidifique la mascarilla”, murmura para sí la maestra, como queriendo dirigir a su alumna el mensaje por telepatía.

Rebobinemos hasta el primer día del curso escolar en el I.E.S Rey Fernando VI, de San Fernando de Henares (Madrid). Una profesora de Estética, Lucrecia Solana, comprueba el nivel de sus nuevas alumnas y una le dejará boquiabierta. “Hizo un maquillaje de fanales ahumados de tenebrosidad absolutamente consumado y en las manos, todo tipo de esculturas de uñas”. Esa chica, de 19 primaveras, era Tania Selecto y ese día regresaba a las aulas, primaveras luego de estar obligada a marcharse los estudios para ponerse a trabajar. El presupuesto hogareño no alcanzaba ni para el billete del bus al instituto.

Hija de chatarrero y limpiadora, vive con sus padres, con su novia, su hermano, su perro Cora y varios gatitos en una casa herido del sector 3 de la Cañada PositivoHija de chatarrero y limpiadora, la inexperto de estética punk y modales suaves, vive con sus padres, su novia, su hermano, su perro ‘Cora’ y varios gatitos en una casa herido del sector 3 de la Cañada Positivo, un establecimiento ilegal al este de Madrid con mala reputación. Ella le quita hierro a la triunfo de peligroso de su judería: “Yo vivo en una zona tranquila. La peor parte está muy acullá, a media hora caminando en fila recta desde mi casa”, indica. A sabiendas de que no hay mucha muchedumbre que se atreva a entrar al poblado, ella prefiere proceder allí ayer que en una de las colmenas abigarradas de pisos que se ven por la ventana del instituto. Aunque en Cañada Positivo las familias sigan bajo la amenaza de la piqueta municipal, ansiosa por echar debajo las casas ilegales, y en permanente alerta delante nuevas ocupaciones que alteren la paz municipal.

Mientras practica un friega con cubierta de algas en el cuerpo de una de sus compañeras de clase en los días previos al concurso doméstico, Tania agradece que su comunidad apoyara la atrevimiento de matricularse de nuevo en el instituto. “Si no, todo esto que estoy viviendo no me habría ocurrido. No estaría compitiendo y haciendo lo que más me gusta en el mundo, que es dibujar, maquillar, esculpir uñas”.

Su decano cachete de suerte, sin incautación, ha sido cruzarse en el camino de la profesora que ha apostado por ella desde el primer día. La mujer que se ha tomado como un contienda personal que todo el mundo descubra el potencial que encierra su alumna de aspecto más sugerente. “Maquilla de maravilla. Lo suyo es talento natural. Se ha ido formando de modo autodidacta, practicando con las vecinas, y su resistente es la creación de ficción”, resume la maestra. “Consigue trabajos mejores que los modelos que se le entregan”.

Cuando la maestra supo que Madrid buscaba representante regional para un concurso de FP estética, inmediatamente pensó en Tania. “Pero a esos certámenes siempre se lleva a los alumnos de cursos avanzados, los de naturaleza superior, no a una chica de la básica, la antigua aval social. Pregunté en el instituto si cualquiera más se animaba, pero nadie se quería presentar. La dirección me apoyó y fuimos a las pruebas de diciembre sin demasiadas expectativas, pensando que no tendría ausencia que hacer”. Para sorpresa universal, Tania se impuso a las alumnas de los institutos de remisión en la peculiaridad. El comité valoró su técnica y su temple. Como dicen sus compañeras: “Es que tiene arte y es muy limpia trabajando”.

Maquilla de maravilla. Lo suyo es natural. Se ha formado autodidacta, practicando con las vecinas, y resistente es la ficción A la vencedora, el triunfo que le catapultaba a los Nacionales le alegró sobre todo “por esas mujeres, de los otros institutos, que me decían que con mi aspecto no tenía ausencia que hacer”. Su maestra asiente y dice: “A veces me he preguntado dónde voy yo con esta muchacha, que me van a catalogar y en estética la imagen lo es todo”. No fue un escollo para el ojeador profesional de la marca Loewe que se les acercó luego de vencer la prueba. “Se mostró muy interesado en ella y en su técnica. Dijo que estaba dispuesto a contratarla cuando acabara el curso para continuar su formación y le pidió que se esforzara en los nacionales”.

Profesora y alumna han tenido solamente 60 días para preparar el Campeonato de España, y han pobre cada minuto, fines de semana incluidos, en los que Tania y su novia cogían el petate y se instalaban en casa de la profesora. Las seis pruebas a preparar eran más complejas que las de las oposiciones. La depilación, el maquillaje y la escultura de las uñas no les preocupaban tanto como las diferentes envolturas, mascarillas, los masajes y la combinación de varias de esas técnicas internamente de un mismo examen.

Se ha esmerado mucho. Ha tenido que aprenderse las composiciones de las cremas para conocer cuáles son más efectivas para cada tipo de piel. Ha visionado decenas de vídeos de masajes y se ha pasado horas practicando sin detener”, explica la maestra. Lo zaguero fue instruirse a ejecutar un friega hawaiano llamado ‘Lomi Lomi’, que en los currículum solo aparece mencionado en una fila y bajo el epígrafe de “otras técnicas”. La dirección de FP regional contrató a una experta en esta disciplina para que acudiera al instituto a formarla en una sesión.

El Lomi Lomi ha sido precisamente una de las pruebas que mejor ejecutó Tania en los nacionales, incluso llamados ‘Spainskills’, celebrados la pasada semana en el Ifema de Madrid. “Lo hizo consumado, lo bordó. Fue la única candidato que bailó sobre el cuerpo que masajeaba“, dice la tutora.

La competencia en estos tres días del certamen doméstico ha sido feroz. En la primera marcha, los nerviosismo, de común templados, no jugaron del todo a su distinción. Pero el segundo día consiguió centrarse y mostró una confianza ejemplar en el adaptado de mascarillas faciales, esmaltado de uñas de hombres y en el friega  ‘Lomi Lomi’. El tercer día, le hubiera gustado acontecer brillado en su peculiaridad, el maquillaje, pero no alcanzó la perfección. Con el esmalte, según su profesora, dejó el pabellón parada.

Sin el galardón, que se llevó la esthéticienne valenciana, Abu Dabi tendrá que esperar a Tania. Ahora maestra y alumna afrontan un nuevo contienda, encontrar las prácticas adecuadas. “Voy a tocar todas las puertas, voy a ir donde haga desatiendo”, dice la tutora, que conoce que el sueño de su discípula es formarse en caracterización de modelos, cine, teatro o televisión. Mientras la inexperto se despide de su maniquí, bromeando sobre el esmalte vago de uñas que le acaba de perfilar, la profesora confiesa que prórroga que todo este esfuerzo dé sus frutos. Está diciendo, sin decirlo, que confía en que la vida no le obligue de nuevo a la inexperto a tirar la toalla y pueda desarrollar su talento. Aunque eso suponga tener que dejar el poblado.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook