‘La canción es un legado que perdura para siempre’


Rodrigo Colón Sánchez conocido desde los escenarios como ‘Lilo’, es cantante y guitarrista del Señor Loop, la agrupación nacional de rock alternativo que cuenta con cinco producciones de estudio. Su disco ‘MCMLXXXII’ recibió una calificación de cuatro estrellas en la revista Rolling Stone en 2008. Su última producción se denominó ‘La leña que prende madera’.

El colectivo está conformado además de ‘Lilo’ por Iñaki Iriberri, (guitarra y teclados), Carlos Ucar (bajo y teclados), Chale Icaza (batería), Andrés Cervilla (vientos y teclados) y Abdiel Morales (percusión). En la actualidad están trabajando en tres nuevas producciones que aún no tienen fecha de lanzamiento, pero esperan presentarlas este año.

En esta ocasión, conversamos con Sánchez a través de una videollamada, donde no solo contó aspectos de la banda, también conversó acerca de su faceta como padre, la situación que enfrenta el país con la pandemia y sus vivencias tras superar el cáncer de estómago.

Hablemos de la banda, ¿qué es lo nuevo que trae el Señor Loop? ¿Cómo describe la experiencia de hacer música desde la distancia?

Nuestra agrupación sufrió por la pandemia. En ese tiempo, logramos hacer un disco que era versiones de canciones anteriores que estaban en producciones anteriores; hicimos versiones en directo desde nuestros hogares, le llamamos ‘Señor Loop se queda en casa y suelta varias plenas’. Antes de eso habíamos publicado ‘La leña que prende madera’ justo cuando empezaba la pandemia; sin embargo, llegó a la gente, pero no masivamente como pensamos, esto producto de la situación en ese momento. Ahora mismo estamos trabajando en tres canciones a distancia y si todo sale bien podrían salir este año. Estamos a la espera de que podamos tocar en Panamá y en Costa Rica que son los países donde tenemos más fanáticos. Nuestro deseo es hacer un concierto grande en Panamá cuando todo el mundo esté sano y vacunado.

¿Qué tanto añora los escenarios?

En realidad mucho y no significa que lo extrañe todo el tiempo, pero sí hace falta, me ocurre especialmente cuando escucho canciones en la radio o me afecta más cuando veo sesiones en vivo en YouTube. Tengo dos hijos pequeños, uno de seis y otra de 10 años, entonces en estos dos últimos años, me he enfocado en que ellos salgan ilesos de todo este enredo de la covid-19, por esa razón nos mudamos de Panamá por un tiempo para que ellos estén tranquilos e incluso no se preocupen por temas de la carrera mía o de mi esposa. Lo positivo es que no me he separado de la música, he publicado dos canciones en solitario, seguimos activos de alguna manera, la música es parte de mi vida, a donde sea que vaya siempre llevo conmigo mis instrumentos.

Con más de 20 años de existencia, ¿cuál es la fórmula que le ha permitido al Señor Loop mantenerse vigente en la industria?

Control de egos, oportunidades y derechos iguales para todos. El equipo tiene distintos fuertes y los tenemos cubiertos porque cada uno tiene un rol que desempeñar.

Usted tiene publicado en su cuenta de Instagram que pasó de ser baterista a cantante y guitarrista, ¿cómo fue ese proceso?

Realmente fue obligado. Recuerdo que era baterista de un grupo y de pronto el vocalista abandonó la agrupación al igual que el guitarrista. En ese momento, el resto de los integrantes nos preguntamos: ‘¿Y ahora qué hacemos?’. Mi hermano estaba conmigo en ese momento, él comenzó a tocar la batería, yo tomé la guitarra y empezamos a hacer canciones. Cuando eso ocurrió no recuerdo qué edad tenía exactamente, creo que estaba en mis 20 o 25 años. Pensaba que estábamos locos porque nos lanzamos a hacer música original, nuestra mentalidad fue poética por los temas que tocábamos. Esa corriente en Panamá no es tan popular ya que aquí preferimos canciones más de celebración; sin embargo, este aspecto fue positivo para todos y en especial para mí porque me di cuenta de que teníamos talento para escribir canciones. La canción es un legado que perdura para siempre. Un hecho es que cuando se inicia como agrupación exponiendo música original se sufre porque pocos te contratan porque nadie te conoce, la realidad es que te contratan 15 años después. Confieso que al principio es duro, pero si tuviera que darle un consejo a los músicos que están iniciando les diría que hagan música con contenido propio, también que organicen presentaciones para que poco a poco los vayan conociendo, no hay que esperar a que venga alguien y los contrate. En adición, les diría que no se fíen 100% de las redes sociales, lo mejor es mantener un balance entre lo presencial y la promoción en redes sociales.

Menciona los desafíos al comienzo de la profesión, pero hoy ¿qué tan rentable es dedicarse a la música en Panamá?

“Quiero que me recuerden como un influenciador de la juventud que dio el ejemplo a través de acciones no solo propias, sino a través del Señor Loop”,
LILO SÁNCHEZ,
CANTANTE Y GUITARRISTA.

Dedicarse a la música en cualquier lado es la labor más incierta y oscura que existe porque no se sabe qué ocurrirá mañana; por ejemplo, en el caso del vocalista de Coldplay, una banda con éxito, su nivel de gastos empieza a subir por el nivel de vida que lleva, pero en cinco años él no sabe qué va a suceder con su realidad económica, al menos que invierta su dinero correctamente y que haga cosas que le generen estabilidad. Un músico puede hacer dinero, pero debe de trabajar en mil niveles, incluso puede tocar en cinco cumpleaños en un día y se hace más dinero que alguien que trabaja en una oficina con salario y con un horario promedio. En conclusión, para que la profesión sea rentable, hay que trabajar arduamente y con la cabeza, porque hay momentos donde se hace mucho dinero y otros donde no se hace nada, entonces hay que saber administrar bien la plata e invertirla correctamente.

Para que los lectores lo conozcan un poco más, ¿cuéntenos cómo llega a florecer su fascinación por los instrumentos musicales?

Sí. Mi familia siempre ha sido muy musical; mis parientes maternos se inclinaban mucho por instrumentos como el piano, tocaban marcas, escribían poesías, décimas, versos; sin embargo, no siguieron la música como carrera, pero sí se desempeñaron en el área de las artes y todo lo folclórico. En el caso de mi papá era un bailarín, él era el alma de la fiesta. Creo que cuando combinas toda esa genética da como resultado músicos, incluso mi hermano también se desempeña en esta área.

Dejando atrás la música. Supe que hace unos años se enfrentó al cáncer de estómago; luego de este episodio, ¿a qué le da gracias hoy ‘Lilo’ Sánchez?

Le doy gracias a mi familia que siempre me apoyó. Fue hace siete años, se considera que para este tiempo estás fuera de peligro, pero igual siempre voy a hacerme controles. Además, procuro estar siempre en contacto con mi cuerpo para reconocer si algo está pasando. Confieso que fue un momento duro en mi vida, cuando me operaron de cáncer nació mi hijo Nicolás con una semana de diferencia, él y mi hija fueron lo que me mantuvo con fortaleza para no desmayar en ese instante. En aquel año todo fue una locura.

Hasta ahora ha pisado varios escenarios, ¿Hay algo que le gustaría hacer que aún no haya hecho?

Sí. Me gustaría tocar en un lugar donde la gente no hable español.

¿Cree que después de la pandemia el público estará más ávido de asistir a los conciertos?

Espero que sí. Creo que la recuperación tiene que efectuarse con un equipo que abarque al público, los artistas y las autoridades locales.

En ese sentido, ¿cómo ve el escenario de la música en el istmo?

Panamá está muy golpeado después de la pandemia, pero también lo está por la terrible administración actual; es obvio que todo es un desastre y la música es solo parte de la sociedad y no está en los primeros números de la lista de prioridades como lo es la educación, la alimentación, el transporte y la vivienda. Puedo decir que una vez que estos aspectos tengan el soporte suficiente, la música vendrá sola, la verdad es que cuando las cosas están arregladas, la cultura fluye porque la gente no sufre y vive una vida digna. Creo que una vez que se arreglen estos pilares en el país, luego se debe dialogar acerca de cómo se dará apoyo a los músicos.

Antes de que se despida, ¿Cómo le gustaría que lo recuerden?

Como alguien que dijo cosas incómodas que llevaron a la gente a buscar cambios positivos. Quiero que me recuerden como un influenciador de la juventud que dio el ejemplo a través de acciones no solo propias, sino también a través de Señor Loop.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: