La batalla final entre Cristiano y Modric se libra en los ‘The Best’


Modric controla un balón ante la mirada de Cristiano Ronaldo.
EFE

La gran batalla por el premio The Best a mejor jugador de la FIFA se librará este lunes en Londres con Cristiano Ronaldo y Luka Modric como máximos rivales y favoritos al galardón.

Mohamed Salah, delantero egipcio del Liverpool, es el tercer nominado para llevarse el preciado premio, pero sus posibilidades, respecto al croata y el portugués, parecen bastante lejanas.

Por lo tanto, la pugna quedará, salvo sorpresa mayúscula, entre Cristiano y Modric, cada uno con sus puntos a favor y sus puntos en contra y ambos con el objetivo de reivindicarse como el mejor futbolista del mundo.

Cristiano, flamante fichaje de la Juventus este pasado verano, exhibe su quinta Liga de Campeones y su pichichi de la competición como los baluartes sobre los que presenta su candidatura.

La cuarta Champions con el Real Madrid, tercera consecutiva, fue endulzada con los goles del portugués, que anotó quince, destacando tres en octavos de final ante el París Saint Germain y otros tres en el cruce de cuartos de final contra el Juventus.

Su chilena ante los parisinos, nominada a mejor gol, es la guinda al pastel, en el que queda como borrón el campeonato doméstico y la Copa del Mundo.

Pese a que en liga se fue hasta los 26 goles, el Real Madrid se despidió del título en diciembre y fue incapaz de seguir el ritmo del Barcelona, por lo que Cristiano se marchó de España con un balance de dos ligas en nueve años.

El Mundial tampoco fue el deseado para los campeones de Europa y quedaron eliminados en octavos de final contra Uruguay. Cristiano comenzó de forma espectacular, anotando un ‘hat trick’ en el debut ante España, pero se fue diluyendo y marcó una actuación discreta que no ayudó a su equipo a repetir la gloria de hace dos años.

Por parte de Modric, sus méritos y deméritos con el club de Chamartín son parecidos, pero la figura del croata dista de la del portugués, tanto por posición en el campo como por focos.

El centrocampista ha estado presente en las últimas cuatro Copas de Europa ganadas por los blancos, siempre con un papel principal y fundamental, pero sin el cartel de otras estrellas.

El encargado de hacer que la maquinaria funcionase siempre dejó la gloria en los brazos de otros, ya fuera dando la asistencia a Sergio Ramos en la ‘Décima’ o convirtiéndose en el ’10’ que permitió que Gareth Bale y el propio Cristiano emergieran en las finales blancas.

Esta vez, el de Zadar reclama su protagonismo con el arma más poderosa del fútbol mundial, la Copa del Mundo. Dirigida por la batuta de Modric, la selección croata llegó a la primera final de su historia y, pese a que fueron ampliamente superados por Francia, dejaron el sabor de uno de los equipos que mejor fútbol había desarrollado.

Y eso fue gracias a un Modric que tomó el rol de líder que no ha tenido en el Madrid y que destapó su potencial, tocando el techo en la exhibición por 3-0 ante Argentina, en la que marcó una obra de arte desde fuera del área.

Además, Modric cuenta con el premio a mejor jugador de la UEFA, entregado hace menos de un mes.

Salah es la tercera punta del galardón. El egipcio marcó 32 goles en la Premier League, superando el anterior récord, en manos de Cristiano y Alan Shearer y llevó al Liverpool a la final de la Champions.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook