La apuesta digital de Mastercard para los gobiernos de América


Un convenio del Gobierno panameño y la multinacional de pagos Mastercard se propone durante los próximos cinco años digitalizar los pagos en las entidades estatales, luchar contra el fraude cibernético y ampliar la inclusión financiera, unas necesidades exacerbadas por la pandemia.

Versión impresa

Se trata del primer país de Latinoamérica y el Caribe que se suma a la llamada “Digital Country Partnership” de Mastercard, una asociación que enfatiza la seguridad digital, la infraestructura, la educación, la regulación y el crecimiento financiero inclusivo, según explicó a Efe Darren Ware, vicepresidente de Relaciones con Gobierno de la compañía en esa región.

La idea del acuerdo, firmado la semana pasada con la administración del presidente Laurentino Cortizo, es crear un ecosistema digital capaz de abordar los últimos desafíos tecnológicos y mejorar los servicios públicos para los ciudadanos.

Ware subrayó que la compañía está trabajando con el Gobierno de Panamá, así como lo viene haciendo con varios otros países, para llegar a las personas que carecen de una cuenta bancaria, que a su vez son los “más vulnerables” en medio de la pandemia de la covid-19 y los destinatarios de los subsidios oficiales.

“Estamos trabajando con las instituciones financieras del Gobierno nacional de Panamá y en otros países para tratar de llegar a esas personas, incluir a más personas en el sistema financiero y hacerlo también con un pago digital o una tarjeta prepago”, explicó.

Ware lamenta que es “muy alta” la cifra de personas fuera de la banca en América Latina.

En países de ingresos medios altos el 73% de la población adulta posee una cuenta bancaria, mientras que en promedio en Latinoamérica y el Caribe es del 55%, y en Panamá baja al 46%, según el estudio de Global Findex de 2017.


Ware subrayó que el gran desafío de la región y de Panamá para la transformación digital es “la coordinación” entre el Gobierno, ciudadanos y pequeños y medianos negocios.
El convenio establece además que la empresa se compromete a trabajar con la Autoridad para la Innovación Gubernamental (AIG) de Panamá para brindar seguridad, el servicio de identificación personal Mastercard ID Digital, así como a crear una estrategia educativa para el plan nacional de ciberseguridad. Se trata de iniciativas para la simplificación, estandarización y modernización de los procesos gubernamentales. Ware expresó que una gran parte de este acuerdo “se centró en la seguridad cibernética, la seguridad digital, la seguridad de las transacciones, todas las diferentes partes.

“Cada Gobierno tiene el desafío de llegar a las personas en el país que no están bancarizadas”, agregó Ware.

Manifestó que así como la gente se vio obligada a los pagos digitales debido a la covid-19, los gobiernos y específicamente el de Panamá también, quiere hacerlo tanto para distribuir beneficios sociales como para recibir el pago de impuestos.

“Queremos que las personas tengan opciones para disminuir el uso del efectivo”, enfatizó el vicepresidente de Relaciones con Gobierno de América Latina y el Caribe de Mastercard.

Sin embargo, Ware subrayó que el gran desafío de la región y de Panamá para la transformación digital es “la coordinación” entre el Gobierno, ciudadanos y pequeños y medianos negocios.

“Solo resuelve la mitad de la batalla” si alguien accede a una tarjeta prepago de ayuda oficial, pero después no tiene en su vecindario negocios que la reciban, detalló.

“Tiene que haber una coordinación en todos los lados de la ecuación para maximizar el beneficio y realmente tener un enfoque equilibrado”, indicó el vicepresidente de Relaciones de la compañía.



MÁS INFORMACIÓN