Jorge Javier comparte la divertida anécdota que vivió en la boda de su sobrina y demuestra la marcha que tiene su madre: “La yaya se queda”


Pese a vivir en ciudades diferentes por sus compromisos profesionales, Jorge Javier Vázquez siempre saca tiempo y hueco para ir a visitar a su madre, María Morales.

Antes de comenzar sus vacaciones por Perú y África, el presentador de Sálvame estuvo unos días en Badalona para reencontrarse con su familia y asistir a la boda de su sobrina Esther

Ha sido a través de Instagram donde ha querido recordar una de las anécdotas del evento que protagonizó su madre. El motivo: María se quería quedar en la fiesta después de él comentarle que quería volverse a casa.

Ea, pues vámonos, que no tienes llaves de la casa“, fue lo que le respondió su madre. Pero, acto seguido, todos los invitados empezaron a corear “la yaya se queda“, sumándose ella misma a este cántico, ya que tenía ganas de continuar la celebración. 

Fue el cuñado de Jorge Javier quien le salvó de quedarse más tiempo en la fiesta. El actor asegura en su blog de Lecturas que le prestó las llaves de su casa para que se pudiese ir a descansar y su madre se quedó tres horas más celebrando. Una actitud que le encanta ver, ya que demuestra que María está feliz y contenta disfrutando de los suyos.

Tanto seguidores como compañeros de profesión han querido expresar su admiración hacia la madre del catalán. “¡Qué linda es!” “Tu madre me representa” y “Soy Team Mary” son algunos de los comentarios.



MÁS INFORMACIÓN