Izan la bandera ucraniana en la ciudad de Lyman en Donetsk


El director de la planta de energía nuclear de Zaporiyia fue detenido, dice la compañía nuclear ucraniana

El director general de la planta de energía nuclear Zaporiyia, en Ucrania, fue detenido por una patrulla rusa, informó el sábado el presidente de la compañía nuclear estatal Energoatom, Petro Kotin, en un comunicado.

El director general Ihor Murashov estaba en su vehículo camino a la planta cuando lo “detuvieron, lo sacaron del automóvil y, con los ojos vendados, lo condujeron en una dirección desconocida. Por el momento no hay información sobre su destino”, dijo Kotin.

Central nuclear de Zaporiyia, centro de las disputas entre Rusia y Ucrania

Central nuclear de Zaporiyia, centro de las disputas entre Rusia y Ucrania

“Murashov es una persona autorizada y tiene la responsabilidad principal y exclusiva de la seguridad nuclear y radioactiva de la central nuclear de Zaporiyia”, dijo Kotin, y agregó que su detención “pone en peligro la seguridad de la operación de Ucrania y la planta de energía nuclear más grande de Europa”.

Kotin pidió a los rusos que liberaran a Murashov e instó al director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, a “liberarlo”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania “condenó enérgicamente la detención ilegal” de Murashov en un comunicado publicado en su sitio web el sábado.

“Este crimen es otra manifestación de terrorismo de Estado por parte de Rusia y una grave violación del derecho internacional. Rusia debe liberar de inmediato al director general de la central nuclear de Zaporiyia”, dijo.

“Hacemos un llamado a la comunidad internacional, en particular a la ONU, la OIEA y el G7, para que también tomen medidas decisivas con este fin”, agregó el comunicado.

Algunos antecedentes: la planta de Zaporiyia ha sido un punto focal de la guerra, ya que tanto los rusos como los ucranianos se han culpado mutuamente de los bombardeos cercanos a la central nuclear más grande de Europa.

Desde principios de marzo, cuando Rusia capturó la planta, expertos internacionales y locales hicieron graves advertencias, no solo por la seguridad de los trabajadores de la planta, sino también por el temor a un desastre nuclear que podría afectar a miles de personas en los alrededores.



MÁS INFORMACIÓN