Investigan pistas sobre un fuego cruzado entre bandos rivales en masacre de anoche en Ponce


La investigación de las autoridades apunta a que la masacre de anoche en Ponce, donde murieron cuatro personas, surgió de un intercambio de disparos entre bandos rivales.

El comandante auxiliar del área de Ponce, José Luis Rivera, indicó que se presume que entre los fallecidos hay personas de ambos bandos.

“Todo está bajo investigación, pero lo más fuerte que tenemos hasta el momento es que había dos bandos que se dispararon allí”, sostuvo Rivera.

“Hay unos agresores que llegan y los otros repelen, así que lo que se está mirando es un fuego cruzado en una guerra entre dos bandos”, agregó.

La masacre se registró a eso de las 9:20 de la noche, cuando una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1 alertó a las autoridades sobre detonaciones y heridos de bala en la urbanización Glenview de Ponce.

Cuatro hombres fueron asesinados. Tres fallecieron en el acto y uno murió de camino al hospital. Otros dos hombres se encuentran en condición de cuidado después de que también resultaran heridos de bala en el mismo incidente.

De las víctimas fatales, Robert Marcucci, de 23 años y vecino de Ponce, fue identificado por sus familiares en el lugar de los hechos.

Durante la noche del sábado, la Policía identificó a los otros fallecidos como Abraham Torres Serrano, de 24 años, Yiovani Rivera Rodríguez, de 40, y Joshua Fonseca Rivera.

El comandante auxiliar había adelantado a este medio que entre los involucrados había dos personas del residencial Rivera de Bucaná en Ponce. Más temprano, el comisionado de la Policía Municipal de Ponce, el licenciado Juan Molina, indicó que uno de los fallecidos era de Bayamón, así como uno de los que resultó con heridas de bala, mientras que otro de los heridos era vecino de la misma urbanización Glenview de Ponce.

Molina también indicó que en la escena los investigadores habían encontrado que uno de los occisos tenía un arma de fuego con un cargador de municiones para mayor capacidad. También se ocuparon dos vehículos, uno de los cuales era alquilado.

Los hechos ocurrieron en el área de un centro comunal y cancha de baloncesto. Según Rivera, la Policía no tiene información o querellas de que en esa área haya algún punto de drogas.

“En mis inicios en la Policía acá, como para 1996, allí había un punto de drogas bien grande, pero fue intervenido en muchas ocasiones y se sacó de circulación. Hacía muchos años que allí no pasaba nada. Es un área urbana tranquila. No hemos tenido querellas de que algo así estuviera pasando allí”, afirmó.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: