Investigan las causas de la ‘desestabilización’ del prototipo de una casa flotante en Colón


La empresa responsable de un proyecto de casas flotantes que se ha promocionado como “eco sostenible” y de “alta tecnología”, en la provincia de Colón, desconoce las causas del deslizamiento del prototipo llamado SeaPod Eco ocurrido justo cuando intentaban dar a conocer el producto como una innovación arquitectónica y constructiva ante los medios de comunicación.

Este hecho sucedió ayer, jueves 22 de septiembre, cuando se hizo la convocatoria para el lanzamiento internacional de estas nuevas casas flotantes, a cargo de la compañía Ocean Builders. La actividad se llevó a cabo en Linton Bay Marina, Puerto Lindo, provincia de Colón.

Las casas, que lucen como una cápsula en medio del mar, tienen un costo de entre 295 mil dólares y 1.5 millones de dólares.

En un comunicado, Ocean Builders, descrita como una compañía de “innovación marítima” establecida en Panamá desde 2019, precisó que no hubo personas afectadas y que investigan las causas de la “desestabilización” de uno de sus prototipos que empezó a moverse como si se fuera a hundir, aunque finalmente no colapsó.

“No te tires, no te tires”, le gritaban desde un muelle a las personas que se encontraban dentro de la cápsula cuando ocurrió el incidente. En ese momento, representantes de la empresa pidieron a los asistentes que salieran del muelle, mientras se atendía el percance.

La compañía detalló también que el prototipo del SeaPod Eco se encuentra “estabilizado” y que “estamos trabajando en las soluciones apropiadas”.

Según Ocean Builders, estas nuevas estructuras posicionarán a la provincia de Colón como un destino turístico y de vivienda enfocado en un mundo futurístico que sea amigable con el ambiente y la economía.

La compañía ha informado que espera lanzar al mercado las primeras casas a la venta a inicios de 2023.



MÁS INFORMACIÓN