Inversiones apuntan a empresas con buen balance


Mientras Wall Street debate el momento de los recortes de los estímulos de la Reserva Federal, los inversionistas ya han cambiado de rumbo, apuntando a empresas con buenos balances que pueden capear un crecimiento más lento de la economía.

Las empresas del S&P 500 con balances sólidos han superado a las que tienen posiciones financieras más débiles durante tres meses consecutivos, el período más largo desde mayo de 2020, según datos compilados por Goldman Sachs Group Inc. y Bloomberg.

Esto representa un cambio de rumbo con respecto al comienzo de 2021, cuando las acciones de empresas con situaciones financieras deterioradas prosperaron a medida que la economía se reabría, superando a las empresas de calidad por la mayor proporción registrada.

El cambio en la preferencia de los inversionistas coincide con una desaceleración del crecimiento económico en medio del resurgimiento del virus.

Los datos de contratación de ayer fueron muy inferiores a las estimaciones, la última de una serie de cifras débiles que surgen justo cuando los subsidios por desempleo mejorados en Estados Unidos están a punto de expirar y la Reserva Federal considera la posibilidad de retirar el apoyo de la era de la pandemia.

Esta receta para un crecimiento más lento podría dejar vulnerables a algunas empresas mal capitalizadas, lo que aumentaría la demanda de empresas con finanzas más sólidas.

“Para lo que nos hemos posicionado es para el final del máximo crecimiento, del máximo estímulo, de la máxima política acomodaticia”, dijo por teléfono Emily Roland, codirectora de estrategia de inversiones de John Hancock Investment Management.

“Son las empresas las que pueden evitar las presiones de los márgenes a medida que aumentan los costos de los insumos, y todo eso nos lleva a empresas con grandes balances y sólidos fundamentos, y ahí es donde realmente hemos estado sobreponderados”.

El grupo que ha estado en auge últimamente es el de las 50 empresas que obtienen mejores resultados cuando se comparan con cinco ratios financieros calculados por Goldman Sachs Group Inc. Entre ellas, Adobe Inc. se ha disparado un 14% en el tercer trimestre, mientras que Costco Wholesale Corp. ha sumado un 17% y Alphabet Inc. ha repuntado un 18%.

La rotación se evidenció en los cinco días previos al fin de semana festivo, cuando los inversionistas se volcaron en el índice Nasdaq 100, con alta ponderación en el sector tecnológico, llevándolo a ganar un 1.4%.

El S&P 500 se quedó atrás, subiendo un 0.6%. El jueves alcanzó un máximo histórico antes de caer tras los débiles datos de empleo.

El romance de verano con empresas de alta calidad ha ayudado al grupo a alcanzar a los favoritos de la reapertura, como el sector financiero y el inmobiliario, que siguen siendo los de mejor desempeño del año.

En los últimos tres meses, las empresas de tecnología, que cuentan con grandes cantidades de efectivo y generan miles de millones de ganancias, han vuelto a situarse en lo más alto de la tabla de clasificación.

Por supuesto, no todo el mundo está dispuesto a renunciar a las operaciones cíclicas todavía. Los inversionistas de fondos cotizados en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) han invertido más de $1,000 millones esta semana en empresas que se beneficiarían de un aumento continuado de la actividad económica, lo que sugiere que están apostando a que la recuperación no se debilitará a fin de año.



MÁS INFORMACIÓN