Inmigrante hondureño sería deportado a pesar de alegar que fue torturado


Un inmigrante hondureño indocumentado será enviado de regreso a su país, a pesar de que a su llegada podría ser aterrorizado y torturado por la pandilla MS-13.

Dado que no pudo probar de manera concluyente que los funcionarios del Gobierno hondureño toleran la violencia, un tribunal federal de apelaciones en Nueva Orleans denegó la petición de Sergio Luis Tabora Gutiérrez, quien cruzó la frontera de Estdos Unidos por última vez en 2018, después de varias otras deportaciones en su intento por huir de una pandilla que lo ha amenazado y tomado represalias, incluso le ha disparado tres veces.

El juez Stuart Kyle Duncan, en representación de la mayoría, confirmó los fallos contra Tabora Gutiérrez por parte de las autoridades de inmigración de Estados Unidos que encontraron que la falta de intervención de la policía hondureña probablemente reflejaba la incompetencia y el miedo de los agentes individuales, no el “consentimiento” institucional.

Aunque Tabora Gutiérrez “presentó un caso humanitario convincente de por qué llevarlo a Honduras lo dejará a su suerte frente a la tortura y la muerte”, y sus pruebas respaldan sus afirmaciones de complicidad, las decisiones de dos tribunales inferiores deben faltar sin pruebas innegables de que estaban equivocadas, dijo Duncan.

La Junta de Apelaciones de Inmigración concluyó “que los funcionarios no tenían la capacidad de proteger a Tabora Gutiérrez, sin embargo, eso no significa que aceptaran su tortura”, escribió el juez. Si bien las autoridades de inmigración “podrían haber hecho un hallazgo diferente”, la evidencia “no los obligó a hacerlo”, agregó.

El Gobierno de Estados Unidos todavía podría ofrecerle una concesión discrecional de acción diferida ”para abordar su “terrible” situación, dijo Duncan. Los tribunales no tienen ningún papel en ese proceso, señaló.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: