Importación de granos alcanzaría las 800 mil toneladas métricas este año


Aunque el sector primario no se desplomó frente a los embates de la pandemia respiratoria del coronavirus (Covid-19), como ocurrió con otros sectores de la economía, la crisis sanitaria también dejó su huella en la cadena de suministro que nutre a la producción avícola, porcina y bovina.

De acuerdo con Rogelio Hernández, gerente general de la empresa Desarrollo Posicional, que administra la principal terminal de granos del país, el movimiento de granos el año pasado cerró en 750 mil toneladas, cuando un año antes había alcanzado las 800 mil toneladas de granos.

“Esperamos este año regresar a los números de 2019, confiando en que la vacuna del coronavirus permita la recuperación de las economías”, comentó Hernández.

A través de la terminal ingresan al país maíz, harina de soya, destilado de maíz y fríjol de soya, que se destina a la alimentación de los animales para la producción de carne de cerdo, bovina y avícola.

Desde la puesta en operación de la terminal de granos en el muelle 16 del puerto de Cristóbal, provincia de Colón, la empresa ha duplicado su capacidad de almacenamiento, a través de una inversión acumulada de 20 millones de dólares.

Actualmente, la empresa cuenta con 6 silos para el almacenamiento de 30 mil toneladas métricas de grano y 2 galeras para guardar 17 mil 400 toneladas métricas de harina, así como dos bandas transportadoras que permiten descargar productos de forma simultánea. Este sistema permite reducir los costos de flete, al permanecer el barco menos tiempo en el muelle.

El 98% de los granos que ingresan al país proceden de New Orleans, Estados Unidos, y el resto de Brasil y Argentina, todos situados en el Atlántico, lo que facilita la importación.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: