Hoy por hoy


El diálogo nacional sobre la Caja de Seguro Social (CSS) se mantiene sin novedades desde hace semanas, a pesar de lo urgente que es abordar los graves problemas que afronta la institución. Son años de acumulación, que podrían terminar en un colapso sin precedente alguno en el país. Se trata de los únicos ingresos que tiene la población pensionada y jubilada, pero aún así, el diálogo se dilata día tras día. Es evidente que los problemas se irán agravando, como se prevé en el comportamiento de los ingresos de la CSS en concepto de cuota obrero patronal, frente a los gastos por lo pagos que se deben hacer a los cotizantes. Sin duda, el déficit será más profundo, en especial por los problemas imaginables e inimaginables que ha tenido que enfrentar en esta pandemia. Para rematar, en pocos días se llevará a cabo la más importante licitación de la CSS y ya comenzaron las quejas, en público y en privado, por presuntas artimañas, precios elevados y demás condimentos que podrían empeorar la situación de la entidad, en este caso por desabastecimiento de medicamentos. Pareciera que fuera una conspiración gubernamental para acabar con la institución. Como vamos, la CSS está condenada a ser presa del latrocinio a gran escala.



Source link

A %d blogueros les gusta esto: