Hoy por hoy


La Autoridad del Canal de Panamá ha autorizado una ampliación al permiso de compatibilidad de las actividades de la proyectada planta de generación eléctrica, a base de gas natural, de la empresa Panama NG Power. Ello se logró gracias a una solicitud de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Los hilos del poder político se mueven para concretar un proyecto que ha sido cuestionado desde todos los ángulos, y con importantes procesos legales pendientes, cuyos resultados debieron haber sido esperados antes de proceder con con estas solicitudes, claramente sospechosas. Pero como se trata de un destacado copartidario, las cosas empiezan a moverse a su favor, sin importar las irregularidades de este proyecto. Pesa más el carné del partido gobernante que los intereses del Estado. Lo típico del PRD, un ejemplo seguido por el resto de los partidos políticos, cuyos colores deponen cuando los une el color verde de algún proyecto del que pueden sacar ventaja. Este movimiento del MEF revela –sin duda– el curso del proceso legal, y ello ha puesto en marcha los motores de la empresa. Una vez más seremos testigos de cómo los intereses de políticos pesan mucho más que los de la sociedad panameña. Nada ni nadie cambia.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: