Hoy por hoy


Sin duda, el PRD se ha lucido. Su bancada –mayoritaria en la Asamblea Nacional– ya eligió a su diputado Crispiano Adames como próximo presidente de este órgano del Estado, por lo que la votación en el pleno solo será una formalidad. Con Adames estará, como segundo vicepresidente, un miembro del Molirena, partido que no solo forma parte de la alianza de gobierno, sino de bochornosos escándalos recientes. Adames, quien no ha dejado claro si tiene o no visado para viajar a Estados Unidos, pues no es claro cuando habla de ello, llegaría a esa presidencia con la dudosa credencial de haber apoyado e impulsado –contra toda opinión gremial, profesional, estudiantil y en general– un proyecto de ley que buscaba reducir los requisitos para certificar a los estudiantes de medicina, alegando que “un examen no es el que mide la formación de nadie”. Adames ha protagonizado, además, incidentes vergonzosos con sus colegas de bancada, incluso, acusando a uno de ellos de ser “un entregado a la sociedad civil”, como si ser un ciudadano fuera delito. Este señor –de carácter iracundo e intolerante– es el que va a ocupar la presidencia de la Asamblea. Nada bueno en sus credenciales y pedigrí.



Source link

A %d blogueros les gusta esto: