Hoy por hoy


El presidente Cortizo no pestañeó cuando decidió que el Estado renunciara a cientos de millones de dólares en impuestos para subsidiar –al 100%– obras turísticas privadas que solo benefician a contados empresarios, algunos de ellos, “inversionistas políticos” que hicieron más que aplaudir su candidatura presidencial.

Pero en el tema de tomar medidas para mitigar el alza de precios del combustible de forma que beneficie a toda la población a Cortizo le tiembla la mano, situación que perjudica la recuperación económica, agravada por las restricciones que ordenó a causa de la pandemia, y que generarán pérdidas de ingresos que suman más de $12 mil millones a 2023 solo en turismo, situación que no se superará con más de 9 mil habitaciones de hotel vacías.

Esta administración no hace nada para mejorar la calidad de vida de los panameños que, encima, ni siquiera pueden acceder a medicinas a precios justos –promesa incumplida de Cortizo–, pues la comisión nombrada para este tema, que lidera el vicepresidente Gaby Carrizo, es un fracaso: nada desde que se creó, hace casi seis meses. Pero en lo que sí ha estado activo el Ejecutivo es en la política interna de su partido, moviendo fichas aquí y allá. Esas son las prioridades del “¿buen gobierno?”.



Source link