Hoy por hoy


Un estudio sobre corrupción elaborado por el Consejo de Abogados para los Derechos Civiles y Económicos –programa del Cyrus R. Vance Center for International Justice del Colegio de Abogados de Nueva York– concluyó que en Panamá “el marco normativo anticorrupción es insuficiente”, y que “faltan mecanismos de prevención, regulación de conflictos de interés, extinción de dominio”, a lo que se suma “la existencia de sanciones muy débiles”. Por su lado, la agencia calificadora Fitch Ratings indicó que en Panamá los indicadores de gobernanza sobre el control de la corrupción son más débiles que en otros países con un nivel similar de calificación de riesgo, lo que debilita el perfil de riesgo soberano. A su vez, el banco Morgan Stanley, concluyó que “el principal problema de gobernanza en Panamá es la corrupción” y su permanencia en la lista gris de del Grupo de Acción Financiera, en la que está por deficiencias en prevenir y perseguir el blanqueo de capitales. Tres organismos concluyen lo mismo: nuestro problema es la corrupción. No es la supuesta inseguridad jurídica ni la persecusión política, como dice Ricardo Martinelli. La inversión extranjera no vendrá al país porque los delincuentes no van a la cárcel. Fin de la historia.



Source link