Hermanos Roldán, apuesta de rivalidad y sangre


Los hermanos Roldán no solamente crecieron jugando futbol juntos en Los Ángeles, sino que tienen la dicha de practicarlo también, de manera profesional, como compañeros de equipo en Seattle Sounders. Sin embargo, esta noche, ese compañerismo tomará un rumbo distinto pues se enfrentarán como rivales.

La familia Roldán se estableció en Estados Unidos, Cristian y Alex nacieron en California, de padre guatemalteco y madre salvadoreña, por lo que tenían la peculiar oportunidad de elegir entre tres selecciones. Cristian defiende los colores de las barras y las estrellas, mientras que Alex, se decantó por El Salvador, pese a también tener interés de Guatemala.

En el arranque del octagonal en las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo Catar 2022, Estados Unidos visita el Cuscatlán.

“Estamos contentos de ser parte de nuestras selecciones va a ser un partido muy difícil en El Salvador. Siento que tengo el apoyo de mi papá, pero no de mi mamá”, dice entre risas. “Es un momento muy feliz para nosotros dos y nuestra familia”, dijo Cristian en entrevista con ESPN Deportes.

“Yo he ganado el amor de mi mamá un poco más”, respondió en broma Alex a las declaraciones de Cristian.

Ambos hermanos viven un gran momento con su club, fueron seleccionados al Juego de Estrellas de MLS, y Cristian viene de un verano de éxito también con la selección de Estados Unidos.

Por lo pronto, como rivales, este jueves, se ha puesto la apuesta sobre la mesa y está en juego una buena ración de pupusas, tortillas de de maíz o arroz rellenas, originarias de la comida centroamericana.

“La propuesta es pupusas, la comida. Porque estaremos en El Salvador”, dijo Alex. “Ha intentando (Cristian) hacerlas, pero no le salen igual (a las de mi mamá)”.

Irónicamente, Alex debutó este verano en Copa Oro con La Selecta y lo hizo enfrentándose a la Guatemala de su padre. No solamente eso, sino que tuvo un debut soñado anotando el gol del triunfo. Alex es parte de la nueva generación de jugadores de El Salvador que prometen bajo la dirección del técnico Hugo Pérez.

“En la selección de El Salvador tenemos un grupo especial de jóvenes que están apenas iniciando su carrera, tenemos muchos años para jugar juntos y hacer un equipo que compita con países grandes como México y Estados Unidos, este octagonal será una prueba. Ojalá podamos complicarles las cosas cuando entren al Cuscatlán”, dijo el menor de los Roldán.

La última vez que se midieron como rivales fue en 2014 a nivel universitario y hoy, lo harán en el marco de unas eliminatorias mundialistas.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: