Hallan en un fresco de Giotto una imagen oculta del diablo hasta ahora inadvertida


Rodeado de rojo, la representación del diablo pintada por Giotto en uno de sus frescos.
WIKIPEDIA

Una representación del diablo ha sido hallada en un fresco que el artista medieval italiano Giotto pintó en un fresco situado en la basílica de San Francisco de Asís, en la ciudad italiana de Perugia.

Se trata de una representación de una escena de la vida de San Francisco, cuando se encuentra en Egipto con el sultán Malek el-Kamil. Según la revista San Francesco, el arzobispo de Benevento y el director de la Biblioteca del Convento Sagrado de Asís fueron quienes se percataron de que en la escena, en concreto en un fuego pintado por Giotto, se ve una especie de dragón que representa al Maligno.

Diablo

El arzobispo, Felice Accrocca, cree que se trata de “una serpiente dragón” que se agita y retuerce muentras arde. A su juicio, “es muy probable que Giotto haya querido indicar con precisión la capacidad del diablo para interponerse entre las partes e impedir el diálogo“.

Hace unos años, en 2011, se halló otro rostro diabólico en un fresco de Giotto sobre San Francisco de Asís. Fue en la escena de la muerte del santo, donde en una de las nubes se ve un perfil de un demonio.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook