Gustavo Kraselnik, el balance entre religión y modernidad


Esta semana, el rabino Gustavo Kraselnik -representante además del Congreso Judío Latinoamericano para el diálogo interreligioso en Centroamérica- cumplió 20 años al frente de la congregación judía más antigua de Panamá. Y en esta entrevista, con planteamientos que mezclan doctrina, modernismo, humanidad y el humor que lo caracteriza, demuestra por qué es visto por tantos panameños como un testimonio a la libertad de culto en nuestro país y ratifica que sí podemos convivir armónicamente, independientemente de las creencias religiosas.

Usted es el único rabino vocal de la comunidad judía en temas nacionales de interés. ¿Qué problemas se ha buscado por salir de la comodidad del silencio?

Solo comentarios fuera de lugar, pero nada para tomar en serio.

¿Qué dicen sus correligionarios tradicionalistas sobre esa exposición?

Yo creo que aprecian una voz judía involucrada en los asuntos nacionales.

¿Cómo se logra el balance entre ser religioso y moderno a la vez?

Entendiendo qué es lo esencial y qué es lo secundario en ambos mundos. Los principios y valores permanentes… y las formas, que cambian con el tiempo.

Hay quienes piensan que la religión judía necesita una actualización. ¿Qué reglas actualizaría usted?

Que la mujer tenga la misma participación que el hombre y que, con tantos avances médicos, podamos definir la vida de la muerte.

Vida después de la muerte: ¿sí, no o no sabemos?

No sabemos, pero prefiero pensar en la vida antes de la muerte.

El judaísmo prohíbe la eutanasia. ¿Coincide… o es debatible?

Creo que es debatible.

¿Por qué se mantienen prohibiciones como comer cerdo, si ya se sabe que no es malo para la salud?

Esa prohibición no tiene que ver con salud, sino con tradición e identidad. Nuestro estilo de vida se define por lo que comemos.

La religión permite transgredir principios por supervivencia. Si en una isla desierta solo hay cerdo y mariscos, ¿qué elige?

Me iría por cerdo. Los mariscos me dan baaah.

Usted no nació en familia observante. Lo que más extraña de esa vida.

Un choripán en el estadio.

La regla más difícil del judaísmo.

Ser humilde. ¿Preguntaste como judío o argentino?

Los católicos pagan sus pecados con tres Ave Marías y dos Padre Nuestros. ¿Y los judíos? ¿Con donaciones?

Ja, ja. Nos caerían bien unos buenos pecados.

La abstinencia prenupcial no funciona, independientemente de las religiones. ¿Qué aconseja?

Entender que la relación sexual tiene que ser fruto del amor y prepararse emocionalmente para eso.

¿En qué disiente con la Iglesia?

Cuándo comienza la vida. Para nosotros, cuando el bebé asoma su cabeza por el canal del parto. Para la Iglesia, desde la concepción.

Pero el judaísmo también prohíbe el aborto, salvo en casos de riesgo de muerte en la madre…

No es tan así… Pero para mí, hay que comprender que riesgo también implica elementos emocionales. Temas delicados, pero que hay que hablar con madurez.

Educación sexual. Su posición.

A favor. Urgente. Imprescindible. Los jóvenes necesitan la información correcta. Si no, aprenderán en internet y no del modo correcto.

Su posición respecto al matrimonio igualitario.

Estoy a favor a nivel civil de que todos tengamos los mismos derechos. En cuanto a la parte religiosa, cada religión lo manejará distinto, pero yo estaría a favor también.

Su opinión, como líder religioso, de la separación Iglesia–Estado.

La Constitución tiene muchos grises al respecto y esa línea debería marcarse mejor. ¿Libertad de culto o la mayoría es católica? ¿Por qué la educación pública debe ser religiosa? No está mal la invocación al inicio de un evento, pero eso debe reflejar la diversidad religiosa del país, no de la creencia del funcionario de turno.

Poco se oye de pederastia y abusos en los judíos. ¿No los hay o se tapa?

Asumo que hay, pero los judíos somos pocos y quizá por eso no suenan tanto.

¿Por qué se da el abuso entre líderes religiosos? ¿Es un tema de poder o consecuencia del celibato?

De poder. Se da en todas las religiones, no solo en las que tienen célibes.

El judaísmo promueve el matrimonio. Como casado, ¿a veces no envidia esa prohibición del católico?

Estoy felizmente casado pero sí, hay días que me da un poquito de envidia.

Usted es padre adoptivo. ¿Qué opina de que aquí sea tan difícil adoptar?

Muy triste. Muchos niños necesitan un hogar y muchos hogares necesitan niños. Urge acelerar los procesos… o que los procesos que ya hay se cumplan a tiempo.

¿Por qué la comunidad judía local es tan cerrada?

Como minoría, uno busca mecanismos de defensa para preservar su identidad. Para algunos, eso implica desconectarse o interactuar poco con el resto del mundo.

¿Qué caracteriza a la comunidad judía panameña? ¿Qué la diferencia de otras comunidades?

Es muy activa, muy visible y de las contadas que tienen crecimiento demográfico.

Su respuesta cuando le dicen ‘no parece judío’.

Entiendo que lo dicen como elogio, pero me da tristeza porque implica una percepción negativa del judío.

Pero, ¿cuánta responsabilidad tienen los judíos de esa percepción negativa?

Hay una parte, sin duda.

Y cuando oye ‘le hicieron la judía’, ¿qué piensa?

A veces, sin darnos cuenta, en el lenguaje usamos prejuicios que no construyen sociedades armónicas.

¿Y cuando relacionan a los judíos con avaricia?

Estereotipos que se repiten y fortalecen prejuicios.

Muchos excatólicos migran a las iglesias evangélicas. ¿Por qué aquí la conversión es casi imposible?

Nunca ha sido un fenómeno masivo. No somos misioneros. Debe ser un compromiso para toda la vida, no una moda pasajera.

Por un lado, casi no hay conversiones, y por el otro, casi no hay asimilaciones.

La vida comunitaria es muy activa, hay instituciones fuertes y opciones para vivir una vida judía plena.

Grupos conservadores anti migrantes temen ser desplazados, sobre todo en Europa, por los musulmanes, población in crescendo. Su visión.

El tema de la migración es muy complicado y tiene que ser bien pensado y planificado. Las sociedades deben definir sus principios y valores y el que llega debe respetar eso. El problema en Europa fue que no hicieron eso.

Panamá siempre se había caracterizado por la tolerancia con los inmigrantes y entre creyentes de todas las religiones. ¿Cree que la polarización global ha alcanzado a Panamá?

Sí. Hay voces xenofóbicas, algunas con poder, que promueven una agenda de discriminación e intolerancia.

Xenofobia ahora versus cuando usted llegó hace 20 años a Panamá.

Antes, cualquier migrante era bienvenido. Había una apertura social y más flexibilidad legal. Ahora todo es más complicado.

¿Cuánto duró el fenómeno de la paz y hermandad que dejó la JMJ en el país?

Tristemente, fue una vacación y el espíritu de nobleza y alegría se evaporó apenas regresamos a la rutina.

Usted recibió a 50 peregrinos en la JMJ. ¿Gesto cristiano o judío?

Judío 100%. Abraham, nuestro patriarca, es el arquetipo de la hospitalidad.

Lleva 20 años en Panamá. ¿Qué sigue sin cuadrarle de nuestra cultura?

No entiendo por qué hay que usar saco y corbata con este calor, y que con tantos recursos no podamos resolver las necesidades más básicas de la población.

Su mayor legado, si hoy se fuera, ¿cuál sería?

Lograr una congregación sólida de puertas abiertas y que tiende puentes con toda la sociedad.

Su pendiente en Panamá.

Nacionalizarme. Espero lograrlo pronto.

Algo que hubiera hecho distinto.

Adoptar un segundo hijo. La burocracia lo impidió.

Si se fuera, ¿qué quisiera llevarse y qué no?

Mi guayabera. Y dejaría la humedad y el juega vivo.

Pregunta dura para un argentino. ¿Qué tiene mejor Panamá que Argentina?

Fútbol no, definitivo. Carnes tampoco. Playas cerca y la diversidad de la gente.

Las sinagogas reciben muchas donaciones. ¿Qué hacer cuando llega una de un corrupto? ¿Se acepta si se usa para hacer el bien?

No es blanco y negro. Nadie llega y dice: la plata que te dono es sucia. Y los corruptos también tienen negocios kosher. Pero de saberlo, el fin no justifica los medios.

Si no fuera judío o pudiera elegir vivir otra religión por un día, ¿cuál elegiría?

Adventista del Séptimo Día, pero cualquiera de los seis días anteriores.

Lo que más le gusta de cada una.

Del cristianismo, el sentido de misión. Del budismo, la idea de que todos somos uno. Y del islam, el concepto de que una vez en la vida hay que ir a la Meca.

¿Cuál es la religión más parecida a la judía?

La ortodoxa griega. En el sentido comunitario, no doctrinal. Mi gran boda griega es una excelente película judía.

¿Qué diferencia al judaísmo de las otras?

Un énfasis en que solo nuestras acciones dan testimonio de nuestra fe. Lo que cuenta es lo que hacemos.

¿Tenemos un solo Dios o cada religión tiene uno?

Es el mismo, con distintas formas de percibirlo.

¿De quién es la vida? ¿De uno o de Dios?

Compartido. No me gusta pensar que solo somos una unión de moléculas al azar. Ni que no tengamos potestad sobre nosotros.

Desde niños nos dicen que Dios nos cuidará si rezamos y somos buenos. Pero al bueno le pasan cosas malas y al revés. ¿Por qué?

Si saltas del piso 10 vas a morir, seas buena o no. Si te disparo, la bala no te va a pegar menos porque seas buena. No todas las variables dependen de Dios. El mundo funciona con sus leyes.

¿Dios nos evita situaciones difíciles o nos da fuerza para lidiar con ellas?

Nos da fuerza para enfrentar los desafíos de la vida.

¿Qué deben entender los líderes religiosos de que cada vez haya más personas desilusionadas de las religiones o de sus líderes?

Hay una crítica muy legítima y tenemos pendiente poder dar respuesta a las necesidades de estos tiempos.

¿Es positivo o no que el judaísmo no tenga una figura central como el Papa?

Positivo. Permite diversidad de opiniones internas, que es lo que nos mantiene vivos desde hace 2 mil años.

¿Qué hago si a mi hija judía le gusta la Navidad?

Como minoría, tenemos un desafío. Las canciones son pegajosas, el mall está decorado y recibir regalos siempre es chévere. Pero debemos celebrar lo nuestro.

La mayor enseñanza que le ha dado un ateo.

Su fe en el ser humano. Y que todo depende de uno.

¿Y qué pueden aprender los ateos de los creyentes?

La fe mueve montañas.

¿Qué tan ‘kosher’ es este gobierno de 1 a 5?

3.

Conflicto del Medio Oriente. ¿Por qué Israel tiene la razón? ¿O nadie tiene toda la razón?

Nadie la tiene. Israel tiene derecho a existir y en paz, a la par de un Estado palestino.

Su consejo a líderes religiosos emergentes.

Que siga estudiando y conozca otras tradiciones para enriquecer la propia.

Un milagro que usted vio.

Panamá llegó al Mundial.

¿Cómo será el infierno?

Lleno de mucha gente que decía que era buena.

¿Y al Mesías? ¿Con redes sociales o con harapo?

Me lo imagino como una época, no como una persona. Como una utopía a la cual debemos avanzar promoviendo la paz, la justicia y la solidaridad.

¿Cree que Dios le permitirá ver llegar esa época?

Mi parte racional dice que no. Pero nunca se sabe.



MÁS INFORMACIÓN