Guaidó a empujones, un rival proclamado y Maduro jugando béisbol


El líder opositor Juan Guaidó trepando rejas del Palacio Legislativo, un diputado rival proclamándose como jefe parlamentario con apoyo del chavismo y el presidente Nicolás Maduro celebrando ese acto jugando a béisbol marcaron un caótico domingo en Venezuela.

Guaidó, con cien votos de legisladores opositores, fue ratificado en la sede de un periódico como presidente de la Asamblea, apenas horas después de que Luis Parra, un congresista opositor rival, se proclamara jefe de la cámara con la bancada chavista respaldándole en pleno.

Que Guaidó instalara una sesión alterna en las instalaciones del diario El Nacional, crítico de Maduro, no estaba en la programación del día, que preveía la instalación de una nueva junta directiva de la Asamblea Nacional en el Congreso, en el centro de Caracas.

Lea aquí: Chavismo se toma Asamblea con ‘golpe parlamentario’

Numerosos piquetes en los alrededores del Palacio Legislativo, montados desde tempranas horas de la mañana por militares y policías, impidieron el paso fluido de periodistas y parlamentarios, incluido el del propio Guaidó, quien forcejeó hasta llegar a las verjas que sellan el recinto.

Con el reconocimiento de medio centenar de países a cuestas, Guaidó intentó saltar una reja del flanco oeste del Parlamento para entrar y reelegirse en el cargo desde el que reclamó la presidencia encargada de Venezuela el 23 de enero de 2019, después de que la mayoría opositora parlamentaria declarara “usurpador” a Maduro.

Jóvenes militares con escudos antimotines lo empujaron, impidiendo al dirigente, vestido con su característico traje a medida, entrar al Parlamento.

El líder opositor Juan Guaidó trepó las rejas perimetrales de la sede de la Asamblea, pero militares con escudos antimonines le impidieron saltar la verja. AFP/Federico Parra

Mientras Guaidó forcejeaba, la bancada oficialista festejaba como no lo hacía desde hace años dentro del Legislativo, único poder en manos de la oposición desde que ganara la mayoría calificada (112 de 167 escaños) en 2016. El chavismo se había retirado de la Asamblea Nacional después de que la justicia la declarara en desacato ese mismo año, pero regresó en septiembre pasado.

Con risas y vítores, el llamado ‘Bloque de la Patria’ respaldó la postulación de Parra, congresista que después de ser acusado de corrupción rompió con Guaidó hace un mes, pero que dice estar en contra de Maduro.

“¡Levanten las manos!”, pedían chavistas a gritos desde el podio presidencial del hemiciclo de sesiones, mientras los parlamentarios opositores que pudieron entrar, perplejos, miraban lo que tacharon de “show” y “golpe de Estado parlamentario”.

Parra tomó un megáfono para proclamarse. Los micrófonos permanecieron apagados, controlados por la bancada opositora, hasta que chavistas forzaron su entrada a la sala de control golpeando la puerta a patadas. Entonces, la voz de Parra también retumbó.

Guaidó a empujones, un rival proclamado y Maduro jugando béisbol
Parra tomó un megáfono para proclamarse como jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela. AFP

“Queremos abrirle las puertas al futuro de este Parlamento”, dijo el congresista en un discurso pronunciado entre cruces de gritos entre los bandos.

La algarabía resonaba en las decenas de curules vacías de varios opositores que no sortearon los piquetes y de los exiliados, refugiados o encarcelados después de que el Tribunal Supremo de Justicia −de línea oficialista− les abriera procesos penales.

“¡Golpistas!”, gritaban por su parte opositores a Parra y a su nueva junta directiva, escogida a mano alzada, sin recuento de votos. Los aliados de Guaidó, entre una que otra risa sarcástica, mostraban caras largas.

Poco después, a unos treinta kilómetros de distancia, Maduro celebraba la proclamación de Parra durante la inauguración de un estadio en el estado Vargas (norte), donde nació Guaidó.

“Venía sonando que (…) iba a ser sacado”, aplaudió antes de empezar un juego entre militares y ministros.

Guaidó a empujones, un rival proclamado y Maduro jugando béisbol
Maduro celebró la proclamación de Parra. AFP

Unos minutos después, el gobernante socialista corría las bases con paso lento, alzando el puño derecho, tras pegar un cuadrangular.

“Tuve el gran honor de conectar el primer jonrón del Estadio de Béisbol Fórum La Guaira. ¡Muy buen juego de pelota!”, festejó Maduro en redes sociales, subiendo un video del momento del batazo en la tierra de Guaidó.

https://platform.twitter.com/widgets.js



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: