Gobierno y sindicatos retomarán diálogo sobre huelga que sigue en Costa Rica


El Gobierno y los sindicatos de Costa Rica retomarán este lunes el diálogo que busca ponerle fin a una huelga indefinida, que entrará en su tercera semana, en rechazo a un proyecto de reforma tributaria que estudia el Congreso.

Tras cuatro jornadas de diálogo, la última finalizada alrededor de las 1.00 hora local (7.00 GMT) de este domingo, el Gobierno y los sindicatos han dicho que hay “avances”, pero no dan detalles para no entorpecer las negociaciones que se llevan a cabo.

“Se dialogó y corresponde ahora a cada una de las partes realizar sus valoración y análisis de lo que se conversó y nos estaremos reuniendo de nuevo el lunes”, dijo a los periodistas el ministro de Trabajo, Steven Núñez.

La reunión, que tiene como mediador la Conferencia Episcopal, se llevará a cabo en la Casa Arzobispal de San José.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Educadores, Gilberto Cascante, destacó la importancia del diálogo y dijo que “continúa el proceso de análisis” de las propuestas de ambas partes.

Los sindicatos mantienen la huelga y han anunciado una manifestación masiva en San José para el próximo miércoles.

Al inicio del diálogo el Gobierno planteaba a los sindicatos que depusieran la huelga para crear una mesa de negociación multisectorial en la que se estudien las propuestas sindicales, pero sin detener el trámite de la reforma tributaria en el Congreso.

La meta del Gobierno es que la reforma esté aprobada en octubre en el Congreso.

Los sindicatos exigían el retiro del proyecto de reforma fiscal del Congreso para deponer la huelga.

Los sindicatos rechazan la reforma tributaria porque consideran que afectará en mayor medida a las clases media y baja, debido a grava la canasta básica con un 1 por ciento de impuesto al valor agregado (IVA).

Además, está en contra de una serie de recortes a pluses salariales en el sector público.

El Gobierno ha afirmado que el 82 por ciento del dinero que pretende recaudar con la reforma provendrán del 30 por ciento de la población con mayores ingresos, y solo el 4,8 por ciento se recargará al 30 por ciento de la población más pobre

La reforma fiscal busca paliar el déficit previsto en el 7,1 por ciento del producto interno bruto (PIB) para el 2018, y frenar el crecimiento de la deuda que este año superará el 50 por ciento del PIB.

El proyecto llamado Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, tiene como principal iniciativa la conversión del impuesto de ventas del 13 por ciento al IVA de la misma tasa, pero que aumentará la cantidad de productos y servicios por gravar.

La huelga ha causado mayor afectación en el área de salud, durante esos días, la falta de personal ha obligado a los hospitales a cancelar más de 2.000 cirugías y 40.000 citas médicas.

La otra área más afectada es la de educación, con un 50 por ciento de los centros educativos de primaria y secundaria cerrados.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook