Falla en soldadura de tubería provocó el derrame en minera


Transcurrido más de mes y medio desde el rompimiento de una tubería de relaves en las instalaciones de la mina de cobre, en la provincia de Colón, un informe técnico del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) determinó que el incidente fue provocado por una falla en la soldadura interna de la línea.

Además, MiAmbiente tomó muestras de aguas superficiales en el sector donde ocurrió el derrame – “que están fuera del territorio de la concesión” de Minera Panamá– y se comprobó, según MiAmbiente, “la existencia de materias contaminantes”.

Dado estos hallazgos, MiAmbiente “ha abierto un proceso administrativo […]. Una vez concluya éste, luego de dar oportunidad a la empresa para que haga sus descargos, se tomarán decisiones en atención a la normativa existente”, señala un boletín de prensa del ministerio, divulgado el viernes 3 de septiembre.

La información contenida en el comunicado se dio tras múltiples correos de seguimiento de este diario respecto a este y otros aspectos de vigilancia ambiental de la extracción minera, cuya concesión abarca 13 mil 600 hectáreas de bosque tropical que antes era área protegida.

La rotura de la tubería ocurrió el 14 de julio pasado, evento que tuvo dos características: MiAmbiente no acudió de forma inmediata al lugar del accidente y Minera Panamá avisó dos días después del derrame, ya que las normas existentes así se lo permitían.

El material “se derramó sobre un área de formación de desagüe natural y, por acción de las escorrentía, fue a dar a la quebrada Chicheme, a la intersección del río Pifá, llegando este producto derramado hasta la comunidad de Nuevo Sinaí, y posteriormente aguas arriba al río del Medio [río Pifá]”, indica el comunicado en referencia al informe técnico de MiAmbiente.

Según el reporte, “los sedimentos salieron del área de concesión y drenaron más de tres kilómetros aproximadamente a lo largo de la quebrada Chicheme y luego al río del Medio [río Pifá], llegando este producto a la comunidad de Nuevo Sinaí, afectando sus actividades básicas [fregar, lavar, bañarse, etc.] debido a la coloración del agua”.

Se trata de unas 600 personas de las comunidades de Chicheme, como le llaman los moradores, y Nuevo Sinaí, las que utilizan el río Pifá –incluso para el consumo–, pues el acueducto solo abastece al 40% de los moradores, indican las autoridades de la comunidad.

Previamente, abordados por este medio, voceros de Minera Panamá indicaron que el uso del río Pifá por parte de los moradores de la comunidad de Nuevo Sinaí es “recreativo, para lavar y bañarse, no para consumo”; que la comunidad de Chicheme no existe, y que el acueducto construido por la minera abastece al 80% de la población.

La minera también indicó en comunicados anteriores que “la situación [descrita] fue controlada en aproximadamente 12 minutos por el equipo de respuesta rápida, que de inmediato activó el protocolo de Contingencia y Respuesta a Emergencias”.

La Prensa consultó a MiAmbiente –desde el día 17 de agosto pasado– sobre el seguimiento dado por la institución para garantizar la calidad del agua de las comunidades y la fauna de la zona, tras este accidente, pero no respondió.

“Eso seguirá dándose y le pedimos a MiAmbiente que diga la verdad a la población de Nueva Sinaí”, ya que, según el alcalde del distrito Omar Torrijos, Eulalio Yangüez, el río Pifá está cerca de ellos y lo cruzan frecuentemente a diario para llegar a la comunidad.

El alcalde aseguró que antes y después del accidente, el río Pifá mantiene un color blancuzco, por lo que pidieron a MiAmbiente que comparta el informe técnico con las autoridades locales y con la comunidad.

En un informe previo, producto de la inspección de mayo de 2019 (contenida en el informe No. 028-2019), MiAmbiente advirtió el riesgo de rotura de esta tubería, debido a su falta de protección y que, de romperse, se afectaría el río Caimito, donde desemboca el río Del Medio.

Desde el pasado 6 de agosto, La Prensa ha venido preguntando a la minera por qué no se tomaron acciones suficientes para evitar este derrame pese al informe, pero no ha habido respuesta.

Frente a los hallazgos reportados ahora por MiAmbiente, este medio intentó obtener una nueva versión de la minera. Se le enviaron dos mensajes de texto y de voz y se llamó a la persona encargada de comunicación de la empresa. Igualmente, este medio copió el correo con las preguntas sobre el nuevo reporte de MiAmbiente al gerente país de Minera Panamá, Keith Green, pero al cierre de esta nota no hubo respuestas.



MÁS INFORMACIÓN