Eyaculación precoz, ¿cómo pueden ayudar los vibradores?


Una pareja, en la cama.
GTRES

La eyaculación precoz (EP) es una disfunción sexual que afecta a 1 de cada 5 hombres, según la definición del DSM-IV, cuya característica fundamental, como bien expone este manual, es que aparece “un orgasmo y eyaculación persistente o recurrente en respuesta a una estimulación sexual mínima antes, durante o poco tiempo después de la penetración y antes de que la persona lo desee”. Esto provoca relaciones sexuales insatisfactorias y problemas de autoestima.

Esta disfunción no tiene cura, sin embargo, sí es posible utilizar determinados recursos para mejorar la calidad de las relaciones sexuales y controlar, en mayor o menor medida, la eyaculación precoz. No obstante, como indica la Sociedad Europea de Medicina Sexual (ESSM) es conveniente antes ponerse en manos de un profesional.

Tenemos que ser conscientes de que la eyaculación precoz puede estar desencadenada por el estrés o ser un factor puntual derivado de la edad o de la poca frecuencia con la que se mantienen relaciones sexuales. En estas situaciones puede no ser necesario tomar ninguna medida. En caso contrario, los vibradores pueden convertirse en grandes aliados para mejorar la satisfacción y funcionar como medio para realizar determinados ejercicios que ayuden a controlar la eyaculación precoz.

Vibradores, los aliados de la eyaculación precoz

Los vibradores no solo se han convertido en juguetes destinados a obtener placer, ya sea en pareja o en solitario, sino que pueden ayudar a aquellos hombres que sufren de eyaculación precoz. A continuación, veremos algunos ejemplos de vibradores que funcionan muy bien en estos casos:

  • Anillos vibradores: se colocan sobre la base del pene cuando esté erecto. Como va a ejercer una ligera presión, retrasará la eyaculación e, incluso, puede llegar a impedirla por completo.
  • Vibradores de anillo de martillo: cuentan con dos anillos elásticos que rodean el pene y los testículos. La sensibilidad del glande se reduce lo que permite que se evite la eyaculación precoz.
  • Vibradores para masturbación: existen diferentes vibradores para hombres que pueden ayudarles a hacer ejercicios de retención de la eyaculación mientras se masturban. A esto se le conoce como la técnica de parada y arranque.

A pesar de que existen los anillos vibradores, es conveniente realizar ejercicios de parada y arranque para controlar la eyaculación. Cada cuerpo es diferente y es importante saber en qué punto es posible parar, relajarse y después seguir o cuando ya va a ser inevitable la eyaculación.

Los ejercicios Kegel ayudan

A pesar de que se pueda recurrir a los vibradores para evitar la eyaculación precoz, los ejercicios Kegel también son una gran ayuda. Para realizarlos se deben contraer y relajar los músculos adecuados. Para descubrirlos tan solo hay que detener la micción cuando se está orinando.

Esos son los músculos que hay que trabajar diariamente. Lo ideal es que se lleguen a realizar cuatro sesiones, de uno a cinco minutos, distribuidas a lo largo del día. Esto no solo es positivo para la eyaculación precoz, sino para evitar en el futuro problemas de incontinencia urinaria. Tras cuatro meses de práctica hasta un 60% de las personas han descubierto resultados favorables.

Con todo, no queremos dejar de recordar la importancia de acudir a un especialista. La eyaculación precoz puede ser puntual y, por ello, no debe causar una preocupación que provoque que esta se mantenga en el tiempo. En caso de que sea crónica, introducir los vibradores y ejercicios Kegel supondrá una gran mejora para disfrutar de una mayor calidad de las relaciones sexuales.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: