“Estoy muy feliz, tengo mucha paz mental”


Lola Mencía, exparticipante de La isla de las tentaciones, parece estar mejor que nunca. Está inmersa en un proyecto profesional que la hace muy feliz, pues se trata de un hotel para perros. Pero, además, ha anunciado que sentimentalmente también está muy contenta.

La leonesa ha publicado un vídeo en Mtmad en el que ha contestado a preguntas de sus seguidores, y muchos eran sobre su situación amorosa. Y es que la joven rompió hace ocho meses con Iván Rubio, al cual conoció por internet, vivieron juntos y él fue su defensor en Supervivientes.

Ahora, su relación no es buena, pues parece que él le fue infiel a ella, tal y como destacó Lola. Pero ahora, más que en sus ex, está centrada en su nuevo amor, según acaba de anunciar.

No quiere ser público, no quiere saber nada de esto y lo respeto, y hasta lo prefiero. Me encanta que sea anónimo”, ha declarado. “Es amigo mío de toda la vida, surgió así. En mi vida pensé que yo iba a acabar con este chico”.

Al parecer, retomó el contacto con él cuando regresó a León y volvió a salir con sus amigos. “Empecé a verle muy guapo, muy bueno y me empezó a gustar”, ha narrado. “Estamos muy bien, estoy muy a gusto, muy feliz. Tengo mucha paz mental y mucha confianza. Tengo churri pero no os voy a decir quién es. Ya, si queréis, lo intuís vosotros”.

Además, Lola Mencía también sigue centrada en conseguir la custodia compartida de Horus, pues está inmersa en un juicio contra su ex, Diego: “Él no quiere una custodia compartida. Yo le digo que estoy encantada de ver a Horus, pero sí quiero una custodia compartida”.

“Quiero una custodia legal que diga los tiempos del perro con cada uno. Me parece mejor eso a tener que depender de su vida para ver a Horus, es lo que quiero porque tengo todo el derecho a tener la custodia de Horus”, ha reclamado. “Voy a juicio porque no se llega a un acuerdo extrajudicial de la custodia, que es lo que yo quiero. Si no, yo no iría a juicio, no quiero mal rollo con nadie”.



MÁS INFORMACIÓN