Estados Unidos comenzó el retiro de sus tropas en Siria


Estados Unidos comenzó a retirar sus tropas de Siria este viernes, dijo un portavoz militar estadounidense, un primer paso en el plan del presidente Donald Trump para retirar las fuerzas estadounidenses de uno de los campos de batalla más complejos del Medio Oriente.

El anuncio sorpresa llegó en una declaración del coronel Sean Ryan, portavoz de la coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo Estado Islámico ( ISIS, por sus siglas en inglés). El coronel Ryan dijo que la coalición había “comenzado el proceso de nuestra retirada deliberada de Siria”, y añadió que no proporcionaría más información sobre “plazos, lugares o movimientos de tropas específicos”.

Este anuncio se produce menos de un mes después de que el presidente Trump comunicara la retirada de los 2,000 soldados estadounidenses que se hallan en Siria, a pesar de la oposición del Pentágono, lo que precipitó la renuncia de su entonces secretario de Defensa, John Mattis.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un grupo de vigilancia con sede en Gran Bretaña, dijo a The Washington Post que fuentes de la provincia de Hasakah, en el noreste de Siria, informaron de la salida de unos diez vehículos blindados de una base militar en la ciudad de Rmelan a última hora del jueves.

No estaba claro si el movimiento indicaba una reducción o sólo una rotación prevista, aclaró el Post.

La coalición internacional antiyihadista fue creada en 2014, tras la fulgurante emergencia de ISIS en Siria y su conquista de grandes zonas en este país y el vecino Irak, creando ahí un autoproclamado califato.

Varios países participan en la coalición, entre ellos Reino Unidos y Francia. De momento no se sabe si el inicio de retirada incluye también a las tropas francesas y británicas desplegadas en el terreno.

“El presidente Trump tomó la decisión de retirar nuestras tropas, y vamos a hacerlo”, indicó el jueves el secretario de Estado, Mike Pompeo, aunque sin precisar un calendario.

En un discurso en la Universidad Americana en El Cairo, Pompeo criticó al expresidente Barack Obama, acusándolo de ingenuidad y timidez ante los desafíos planteados por las revueltas que agitaron al Medio Oriente, incluido Egipto, a principios de 2011.

Trump dijo el mes pasado que quería a las tropas fuera en 30 días. Pero después de discusiones con otros en su administración, el plazo se alargó, mientras que los diplomáticos buscaron la manera de proteger a los aliados kurdos de Estados Unidos de un ataque turco y de conseguir que Turquía se hiciera cargo de la lucha contra los yihadistas, explicó el diario The New York Times.

El pasado domingo, el asesor de seguridad nacional, John Bolton, dijo que la retirada estaba condicionada a circunstancias que podrían dejar a las fuerzas estadounidenses allí durante meses o incluso años.

Washington han enviado fuerzas a Siria para trabajar con las milicias locales dirigidas por los kurdos en la lucha contra ISIS. A medida que los yihadistas fueron retrocediendo, la zona de influencia estadounidense creció hasta incluir aproximadamente una cuarta parte del territorio del país, donde las milicias establecieron consejos locales para ocuparse de labores básica de gobierno.

El gobierno sirio y sus aliados rusos e iraníes quieren recuperar el territorio por varias razones: sus depósitos de petróleo; sus tierras agrícolas; la reapertura de la frontera con Irak; y la reunificación del país, que ha sido destruido por una guerra que comenzó en 2011.

Selfies y sonrisas con las tropas en Irak en la primera visita de Trump a una zona de guerra

Loading

Cargando galería



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook