Estados Unidos casi normalizó su sector laboral al añadir más empleos


El mercado laboral de Estados Unidos (EU) está casi recuperado del masivo desempleo generado por la pandemia, al añadir miles de puestos en marzo y volver a la tasa de paro previa al estallido de la Covid-19.

El Departamento de Trabajo informó que la tasa de desempleo cayó más de lo esperado a 3.6%; levemente por encima del 3.5% de febrero de 2020, mientras que la economía generó 431,000 nuevos trabajos en el mes.

“Es una recuperación histórica. Los estadounidenses vuelven a trabajar”, tuiteó el presidente Joe Biden, cuyo gobierno enfrenta una baja aprobación en las encuestas, en gran parte debido a que la inflación llegó a niveles récord pese a que la creación de empleos aumentó.

Analistas dudan que la robusta recuperación del mercado laboral pueda mantenerse.

“El informe de empleo es una gran noticia en tanto significa que la economía prácticamente se ha recuperado del impacto de la pandemia”, tuiteó Mark Zandi, de Moody’s Analytics.

“Pero es algo preocupante que el mercado de trabajo se enfriará rápidamente, o que la inflación, nuestro principal problema económico, será pronto mucho mayor”, añadió.

Los datos se divulgaron en momentos en que la Reserva Federal lucha contra la inflación aumentando las tasas de interés, que eran casi nulas en el peor momento de la pandemia y, a la vez, intenta no frenar la recuperación de la mayor economía mundial. Ian Shepherdson, de Pantheon Macroeconomics, dijo que existen indicios de que el crecimiento de los salarios -impulsor del aumento de los precios- se está moderando y la participación en la fuerza de trabajo está aumentando. Esas tendencias podrían convencer a la Fed de ser menos agresiva en el endurecimiento de su política monetaria.

“Las tasas aún necesitan aumentar sustancialmente pero la Fed no necesita excederse este año si el mercado laboral se está normalizando”, dijo.

El informe mostró que los principales indicadores del mercado laboral se recuperaron por completo tras la catástrofe provocada por la pandemia, que le costó su trabajo a más de 20 millones de personas y elevó la tasa de desempleo al 14.7% en abril de 2020.

El mes pasado los desempleados bajaron a seis millones, justo por encima de los 5.7 millones de antes de la pandemia.

El número de personas cuyo empleo terminó de forma involuntaria o que completó un trabajo temporal, fue de 1.4 millones, también cerca de donde estaba en febrero de 2020.

El Departamento de Trabajo también revisó al alza los aumentos del empleo registrados en enero y febrero. Dijo que, en conjunto, sumaron 95,000 puestos más de lo que se informó inicialmente.

Una amplia gama de actividades contrató el mes pasado, incluyendo esparcimiento y hostelería. Ese sector abarca a los bares y restaurantes, que contaron entre los negocios más afectados por los despidos atribuidos a la pandemia.



MÁS INFORMACIÓN