“España es un país con luces y sombras respecto a la Industria 4.0”


Pablo Oliete, economista y socio fundador de FOM.
20MINUTOS.ES

Pablo Oliete es socio fundador de FOM, la consultora que hace cuatro años impulsó la Industria 4.0 en España, principalemnente con sus porgramas de formación en tecnologías emergentes para directivos de la Industria 4.0 en España. Anteriormente fue responsable del desarrollo de negocio en Cellnex Telecom en el ámbito de Internet de las Cosas y promovió desde esa responsabilidad el mayor proyecto de conectividad en el hogar que hasta ahora se ha desarrollado en Europa para Securitas Direct. Economista y EMBA por IESE le apasiona la idea de que España tome un papel relevante en el desarrollo de nuevos negocios conectados.

Todo preparado para una nueva cita de ‘Emergentes’, cómo y por qué surge este Congreso.
Emergentes es el lugar de encuentro de los decisores de inversión reales de la Industria 4.0 en nuestro país. Era necesario ofrecerles un lugar de encuentro con la industria de tecnologías emergentes para que pudieran compartir sus inquietudes y sus proyectos. Por eso nació ‘Emergentes’. Desde FOM siempre buscamos dar respuestas a necesidades reales. No nos gusta el humo, aunque sí el ruido… por nuestro carácter valeniano.

En Valencia se darán cita más de 400 profesionales. Cuáles son los ejes de esta edición.
Siempre buscamos tener varias dimensiones, para que los profesionales que se acercan de toda España se lleven tres o cuatro cosas en las que trabajar. Este año queremos conocer cómo avanzan los ecosistemas 5G en su aproximación al ámbito industrial. También revisaremos el estado actual de implantación de la industria 4.0 en los principales sectores manufactureros. Compartiremos nuestros propios estudios de implantación de tecnologías habilitadoras en España con los asistentes, quizás alguno se lleve una sorpresa. Dedicaremos atención a cómo evolucionan los negocios conectados en España y por último no podemos dejar de reservar momentos de calidad para las conferencias evocadoras.

Qué casos de éxito se van a analizar.
Yo más que éxito hablaría de casos reales de uso. El éxito se espera, pero quizás todavía no está contrastado. Le hemos pedido a los grandes referentes de la industria alimentaria, el sector cerámico, la automoción y algunos otros que vengan a compartirlos. Veremos que hay inversiones que están ya muy justificadas y rentabilizadas. Serán empresas conocidas por todos, como Renault, Ford, Cerealto-Siro, Nestle, Colorker… Distintos sectores y procedencias. El denominador común es que todas ellas tienen auténticos “héroes de la Industria 4.0” promoviendo la innovación en los procesos productivos.

En qué consiste la comunidad FOM Alumni.
Actualmente está formada por unos 200 profesionales altamente capacitados en tecnologías emergentes y nuevos modelos de negocio. En ellos está la responsabilidad y la capacidad de transformar la industria en España. Son personas muy válidas y comprometidas con transformar la Industria, hacerla cada vez más competitiva, aprovechando al máximo las capacidades que ofrece la tecnología. La colaboración entre ellos potencia sus capacidades y le facilita alcanzar sus objetivos.

¿Cómo ves la situación en España? Estamos haciendo los deberes para encabezar la revolución de la industria 4.0.
Realmente es difícil hacer una afirmación global. España es un país con luces y sombras respecto a la Industria 4.0. Hay sectores e industrias que lo están haciendo muy bien, y otros que no. Hay administraciones autonómicas que se toman en serio su papel y otras que no. Lo que sí que podemos afirmar sin temor a equivocarnos es que los últimos presidentes de gobierno no tuvieron la trasformación digital de la Industria española en su agenda, y esto ya lo estamos pagando.

Fortalezas y debilidades de nuestro país.
La mayor fortaleza es que disponemos de un amplio colectivo de profesionales en la industria muy motivado por capacitarse. Nuestras industrias son mucho más eficientes de lo que pensamos. La colaboración existe.

Los directivos de las multinacionales con actividad en España no tienen el colmillo necesario para arrancar proyectos a sus colegas europeos. La administración no compite por traer proyectos tractores a España. El papel de la mujer en la industria española sigue siendo insignificante y esto lo pagaremos ante algunas decisiones corporativas.

Cuál es tu próximo reto.
Escribir un libro en el que cuente lo que he aprendido visitando más de 200 industrias en los últimos años. Me gustaría que los españoles nos sintiéramos orgullosos de nuestro tejido industrial y que exigiéramos a nuestros políticos mayor atención.

Con qué sueña Pablo Oliete.
En ver a los profesionales que hemos formado en nuestros programas en industria 4.0 liderando una auténtica revolución industrial en Europa.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: