“Es muy raro firmar un contrato en medio de una pandemia y desde casa”


Carlos Sainz ha protagonizado el espacio ‘Vamos sobre ruedas’ presentado por Antonio Lobato en Movistar+. El nuevo flamante fichaje de Ferrari para la próxima temporada repasó su trayectoria y destacó el duro trabajo que ha tenido que realizar para poder llegar hasta la escudería del ‘Cavallino Rampante’.

“De pequeño, con 17-18 años, era bastante ingenuo y optimista. Sabía que iba a llegar, pero no hasta cuánto iba a durar. No sabía lo que me iba a tocar. En la GP3, en el año que me quedé fuera de Toro Rosso y firmé in extremis… Si me dices que luego me iba a ir a McLaren, y luego a Ferrari, me hubiera caído de culo“, afirmó al referirse a su espectacular evolución.

En este tiempo Sainz ha madurado notablemente, ya que “soy menos ingenuo y empiezo a conocer este deporte. Ya he visto que la F1 tiene sorpresas, buenas y malas, que te esperan detrás de cada esquina”, y añade que “tú te tienes que centrar en lo que está en tu control y darlo todo para dejar que las cosas pasen”.

El piloto madrileño admitió que el proceso de las negociaciones que terminaron con su fichaje por Ferrari fue “muy raro” por las circunstancias que se viven en España y el resto del mundo por la pandemia del coronavirus, aunque por eso mismo también califica la experiencia como “muy interesante”.

“Firmar un contrato en medio de una pandemia y desde casa, es muy raro. Lo he podido vivir muy intenso. Han sido un par de meses interesantes para vivir desde casa, con mi padre y constantes llamadas telefónicas con mi mánager y primo Caco… Ha sido muy interesante”, afirmó.

Sobre su desarrollo, Carlos Sainz destaca que “la base del año 2019 es muy buena”, pero admite que “hay que hacer cambios, ir mejorando detalles, pero la base no va a tener ningún cambio radical”.

Sainz explicó que “desde Renault a McLaren fue un cambio muy grande, y desde la GP3 a las World Series también. Fueron los dos grandes cambios de mi vida. Uno de los detalles que quiero pulir es la unión de departamentos de la fábrica, y queremos unir más los departamentos. Somos mucha gente y quiero ir apoyándome en esos departamentos para pulir más detalles”.

McLaren primero

El español quiso rebajar el clima de euforia de los aficionados españoles, dado que aún faltan varios meses para que inaugure su etapa en Ferrari: “Entiendo a la gente que quiere verme de rojo y luchando por victorias y podios, pero tengo un 2020 un poco raro por delante en el que quiero darlo todo. Si a eso le unes el cariño que tengo a McLaren por el cariño y ayuda que me han dado para sacar lo mejor de mi mismo, las ganas de salir con la nota muy alta de McLaren son muy importantes”.

Y es que “estoy pensando irme a Londres la semana que viene, y en cuanto llegue meteré Ferrari en un cajón y pensaré al 100% en McLaren. Todos se han portado muy bien conmigo, todos me han mandado mensajes de felicitación. Incluso los directivos, accionistas… Todos se han alegrado por mí y de eso no me voy a olvidar. Quiero irme de McLaren de la mejor manera posible”, recalcó.

El mensaje más especial

Sainz fue preguntado sobre los mensajes de felicitación que recibió a raíz del anuncio de Ferrari y reconoció que “ha habido algunos muy emotivos. ‘Te lo mereces’, ‘has luchado’, etc. Esos mensajes tocan mucho y ves la gente que se alegra por ti de verdad. Es algo muy bonito de vivir”.

Eso sí, asegura que “lo que más me ha impactado es la reacción del equipo, muchos mensajes, mails… Gente que no tenía tanto contacto, y que pensaba tan encima, se han alegrado muchísimo por mí. Eso significa mucho, porque eso es que se han forjado relaciones muy especiales”.

A sus 25 años, Sainz está “un poco harto de estar en casa” por el confinamiento decretado en España, ya que “conforme pasan las semanas se me empieza a hacer un poco de bola”.

La vuelta al trabajo es algo muy esperado por Sainz, pues “quiero irme a Londres, tener trabajo, levantarme a las 8, ir a McLaren y tener cosas que hacer. No corremos desde diciembre, no hay esa sensación de tener al lado el aire sucio, coches al lado… Vamos a tener seis meses. No debería haber más problemas, porque somos pilotos de F1 y tenemos buena memoria muscular. El tema físico va a notarse, porque va a ser duro subirse a estos coches, que son los más rápidos de la historia. La sensación del estómago y el cuello con las Fuerzas G… Va a ser complicado”, explicó.

La crisis del COVID-19 ha hecho que el calendario quede tremendamente apretado, por lo que “habrá que hacer reset y pasar página muchas veces. Ya lo hacíamos antes, pero ahora se va a llevar al extremo”.

No obstante, señala que “a mí me apetece. Creo que las primeras carreras van a ser relativamente fáciles, porque llevamos tiempo sin correr y no nos va a importar estar tantos fines de semanas seguidos y meses fuera de casa. En diciembre ya nos costará más, aunque yo creo personalmente que va a ser muy difícil que se disputen todas las que están previstas”.

Alonso y la influencia del GP de España

Fernando Alonso y Flavio Briatore en una imagen de archivo.

Sainz confía en que su llegada a Ferrari permita que el GP de España gane influencia en el futuro, ya que “quiero volver y que haya GP de España muchos años”.

Otra de las cuestiones que nunca faltan fue el posible regreso de Fernando Alonso a la Fórmula 1, una hipótesis que agradaría a Sainz y no solo por su estrecha relación con el asturiano.

“Ya sabéis la relación que tengo con Fernando. Siempre digo que la F1 es para los mejores pilotos del mundo y él es uno. Me gustaría volver a correr con él. Lo bueno es que puede permitirse hacer lo que quiera, como si quiere no volver a tocar un coche en su vida o volver a la F1. Puede hacer lo que quiera”, concluyó.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: