¿Es mejor dormir boca arriba, boca abajo o de lado? ¿Qué postura perjudica a la espalda?




Doctor Ignasi Catalá

  • Neurocirujano y subdirector del Instituto Clavel.

Dormir es imprescindible para sentirnos bien y poder desarrollar con normalidad nuestra vida. Dormir entre seis y nueve horas al día- dependiendo de la edad- favorece nuestro sistema inmunológico, nuestra concentración y en general nos provee de la energía suficiente para tener un buen estado de ánimo. En relación con la espalda, dormir bien relaja los músculos de la cadena posterior y los regenera lo que contribuye a que tengamos una espalda más sana.

Casi la tercera parte del día la pasamos durmiendo, por lo que tenemos que prestar atención a cómo y dónde lo hacemos para cudiar nuestra columna vertebral.

La mejor postura adecuada para un sueño reparador
La mejor postura adecuada para un sueño reparador
Henar de Pedro

Es importante tener en cuenta:

1) Elegir el colchón y la almohada adecuados

Es fundamental para mantener la salud de la espalda. Es conveniente probarlos porque no todos tenemos las mismas necesidades. Los colchones deben tener una firmeza media, ni muy blandos ni muy duros, y las almohadas no ser ni muy altas ni muy bajas para conseguir que nuestra columna cervical esté en una altura neutra.


Chica joven triste

2) Mantener una buena higiene postural

También es muy importante mantener una buena higiene postural que ayude a prevenir problemas en la espalda. Recomendamos dormir o boca arriba, que ayuda a a respirar mejor y a mantener la columna recta y relajada, o de lado con las piernas flexionadas. Por el contrario, desaconsejamos dormir boca abajo ya que forzamos mucho la columna y podemos aumentar la curva lumbar. Sobre todo, es importante evitarlo si nos hemos sometido a alguna intervención de columna hasta pasados por lo menos dos meses de la operación. También es aconsejable dorrmir alternando los dos lados.

3) Colocar un cojín debajo de las rodillas o entre las piernas

También ayuda a descansar la columna, sobre todo en pacientes que presentan dolor, colocarnos un cojín debajo de las rodillas o entre las dos piernas si dormimos de lado. Con ello evitamos cargar la zona lumbar.


Un hombre de negocios, en una imagen de recurso.

4) Realizar una serie de rutinas para descansar mejor

Llevar a cabo una serie de rutinas al acostarnos nos ayudarán a dormir y descansar adecuadamente la espalda:

Hacer ejercicio moderado y de bajo impacto

Realiza ejercicios de respiración pausada y relajación, así como masajearnos los puntos que más se cargan durante el día: cráneo, trapecios, mandíbula, diafragma y abdomen.

Evitar usar dispositivos móviles que perjudican nuestras cervicales y no dejan descansar al cerebro.


Una mujer que sufre alergia

-Si a esto añadimos evitar cenas copiosas y bebidas estimulantes, elegimos un sitio silencioso y sin luz y usamos prendas cómodas, todo nuestro organismo se beneficiará del sueño.

A lo hora de levantarnos podemos ayudar a nuestra espalda a ponerse en marcha realizando una serie de ejercicios como desperezarnos y hacer estiramientos para aumentar el aporte de oxígenos y mejorar el tono muscular.

Pasamos una gran parte de nuestra vida durmiendo, por eso es necesario prestar atención a la espalda en las horas del sueño.



MÁS INFORMACIÓN