‘Es imperativo el flujo de información sobre migrantes’: Eduardo Leblanc


La proyección de entidades defensoras de derechos humanos, como la Defensoría del Pueblo, se cumplió: este año rebasó a 2021 en lo referente a migrantes que atravesaron Darién.

El 2021 supuso un año récord, cuando el Servicio Nacional de Migración reportó que 133 mil 726 caminantes llegaron a Darién procedentes de Colombia, un número mayor al total de los 10 años anteriores juntos.

No obstante, la entidad comunicó ayer martes a este medio que a pocos días de concluir septiembre, el registro es de unos 140 mil migrantes.

En ese contexto, el defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc, y su homólogo de Colombia, Carlos Camargo, sostuvieron una reunión de seguimiento a la situación migratoria en la zona —que comprende Urabá del lado de Colombia y Darién en la parte panameña—, donde se reportan vulneraciones a los derechos humanos de las personas que atraviesan esa región.

“Hacemos un llamado respetuoso al Ministerio de Defensa de Colombia y al Servicio Nacional de Fronteras de Panamá, para asegurar de alguna forma la mayor parte del Golfo Urabá y de Darién, para evitar los asaltos que se están dando dentro de las fronteras, vulnerando los derechos de los migrantes”, manifestó Leblanc.

Los defensores acordaron solicitar a las oficinas de migración de ambas naciones activar los protocolos de intercambio de información veraz y efectiva, que ayude a determinar las cifras reales de poblaciones vulnerables, como: niños, niñas, adolescentes, mujeres embarazadas, personas mayores y LGBTIQ+, quienes parten desde Necoclí y Capurganá, en Colombia.

Para Leblanc es imperativo el flujo de la información sobre los migrantes en la región.



MÁS INFORMACIÓN