Enrique Ponce, corneado en el muslo y operado en la plaza de Valencia durante la corrida de Fallas


El torero Enrique Ponce
EUROPA PRESS

El diestro Enrique Ponce ha resultado cogido durante la faena de muleta al quinto toro de la corrida de estde lunes de la feria de Fallas de Valencia, por lo que ha ingresado en la enfermería sin llegar a entrar a matar. Al quedarse descolocado para un pase de pecho, resultó prendido por la pierna izquierda y lanzado a gran altura.

En una primera impresión, el veterano espada valenciano puede sufrir no solo una cornada en su muslo izquierdo sino también, por la forma en que cayó al suelo desde la elevada altura a la que le lanzó el astado, una posible lesión de huesos o de ligamentos de la rodilla del mismo lado.

Ponce ha sido intervenido en la enfermería de la plaza antes de ser trasladado a un centro hospitalario para diagnosticar el verdadero alcance de una añadida y, todo hacía indicar que más grave, lesión en la rodilla izquierda, que era la mayor preocupación de los médicos.

El torero se salvó de varios de los secos gañafones que le soltó el toro cuando yacía inerme sobre la arena, antes de que sus banderilleros llegaran al quite y las asistencias posteriormente le condujeran en volandas a la enfermería.

Ponce vestía por primera vez en su carrera un vestido blanco bordado en azabache, colores con los que quiso homenajear al Valencia Club de Fútbol en el día de su centenario.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook