El telescopio espacial Hubble vuelve a funcionar después de estar más de un mes inactivo


El telescopio espacial Hubble parecía haber llegado a su fin el mes pasado. Desde el 13 de junio había permanecido inactivo por un fallo en un ordenador interno de 1974 y, hasta ahora, los intentos de la NASA de arreglarlo habían fracasado. No obstante, este fin de semana la agencia espacial estadounidense ha anunciado que Hubble vuelve a funcionar.

La nave espacial se lanzará en octubre.

La NASA ha explicado que se han devuelto los instrumentos científicos al “estado operativo”. Por lo tanto, el telescopio reanudará “la recopilación de datos científicos”. De momento, Hubble deberá completar “algunas calibraciones de instrumentos” y su próxima observación está programada para el sábado por la tarde.

¿Qué había ocurrido?

La causa de que Hubble hubiese fallado se debe a que su ordenador de carga útil detuvo sus operaciones y entró en modo seguro automáticamente, según ha informado la NASA. Por lo tanto, el telescopio continuaba funcionando, pero no podía encenderse.

Ese ordenador de carga útil se sitúa en la unidad Science Instrumemnt Command and Data Handling, que se encarga de controlar, coordinar y supervisar los instrumentos científicos del Hubble. El mes pasado, la NASA trató de reiniciarlo y sustituir el ordenador por otro, pero falló.

De acuerdo a la NASA, el problema formaba parte de la Unidad de Control de Potencia, que es lo que asegura el suministro contante de voltaje al hardware del ordenador de carga útil. Esto se logra gracias a un regulador de potencia que dota de cinco voltios constantes al ordenador y su memoria.

El dispositivo tiene un circuito de protección secundario que comprueba los niveles de tensión del regulador de potencia. Si dicha tensión falla (cae o supera unos límites), el circuito manda una señal al ordenador de carga útil para que se deshabilite.

Hubble lleva trabajando en el espacio desde el 25 de abril de 1990.
Hubble lleva trabajando en el espacio desde el 25 de abril de 1990.
NASA

¿Cómo lo arreglaron?

Telescopio espacial James Webb

Dado que ningún comando terrestre pudo restablecer la Unidad de Control de Potencia, la NASA tuvo que cambiar el hardware de respaldo. Este proceso se inició el 15 de julio y se realizó en dos días.

La agencia puso en marcha la Unidad de Control de Potencia y la Unidad de Mando/Formateador de Datos Científicos (CU/SDF) de reserva y cambio algunas piezas de hardware por interfaces alternativas. Con esto, logró que el ordenador de carga útil se encendiese y operase como normalmente hacía.

El Hubble durará muchos años más y seguirá realizando observaciones innovadoras”, ha previsto la NASA en su comunicado.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: