El Salvador: Gobierno militariza la sede del Legislativo


La entrada principal de la Asamblea Nacional de El Salvador amaneció cerrada este domingo 9 de febrero de 2020. A ello se suma el fuerte control de seguridad en la zona, reportaron medios salvadoreños.

Esto obedece a la tensión generada en las últimas horas debido a la polémica entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Y es que al menos 15 soldados del Estado Mayor Presidencial custodiaron desde temprano el acceso habilitado para la entrada de los asistentes a la concentración convocada por el presidente Nayib Bukele, junto al Banco Central del Reservam, en la capital San Salvador. En algunos edificios del centro de Gobierno, incluso, había presencia de francotiradores, detalló elsalvador.com.

En las últimas horas, Bukele hizo un llamamiento a manifestarse este domingo frente a la sede legislativa para demandar la aprobación del préstamo de 109 millones de dólares concedido por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que será usado para equipar a la policía y el ejército en su lucha contra las pandillas.

Lea aquí: Ejecutivo y Legislativo de El Salvador se enfrentan por préstamo para el plan de seguridad contra las pandillas

Así las cosas, desde tempranas horas, más de mil policías se reunieron para acompañar la concentración frente a Asamblea Legislativa.

El director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza, estuvo en el lugar y los periodistas lo cuestionaron sobre la denuncia hecha, temprano en la mañana, por diputados de la oposición, quienes aseguraron que miembros de la Policía llegaron a sus zonas de residencia para asegurarse de que acudieran a la Asamblea.

La Policía Nacional Civil se reforzó con agentes traídos del interior del país. Tomada de elsalvador.com

Arriaza negó las acusaciones y aseguró que la institución policial no se presta para vigilar a ningún político.

Medios de comunicación de ese país denunciaron, en la mañana de este domingo, que se les restringía el acceso a la Asamblea hasta que la Secretaría de Prensa de la Presidencia lo autorice. Al respecto, la Asociación de Periodistas de El Salvador condenó la restricción a la libertad de prensa e hizo un llamado a las autoridades para que respeten el ejercicio periodístico.

Pasada las 11:00 a.m., fue que la Policía permitió a la prensa la entrada a la Asamblea.

En tanto, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se sumó a los llamados por el diálogo. Y manifestó que se debe garantizar el Estado de Derecho en El Salvador.



MÁS INFORMACIÓN