El puente colgante más largo del mundo medirá más de 2.000 metros y conectará Asia y Europa


La conexión entre Europa y Asia se ha visto reforzada con la creación de esta megaestructura que lleva detrás cinco años de trabajo y millones de euros de inversión. Un diseño de vértigo que fue inaugurado el pasado 18 de marzo por el presidente de Turquía y que tiene el récord de ser el puente colgante más largo del mundo.

El 1915 Canakkale se trata del único puente colgante en todo el mundo con 2.023 metros de longitud, lo que le convierte en la infraestructura colgante de mayor extensión y con la que se pretende llamar la atención de los más curiosos y de los fans de este tipo de grandes infraestructuras. El número 2.023 en la longitud no es casualidad, ya que el año que viene Turquía celebrará el primer centenario de la proclamación de su independencia.

En el propio nombre, el 1915 también tiene un significado especial, ya que ese año los turcos libraron la Batalla de Galípoli en este mismo entorno. Además de toda su simbología, mide un total de 4,6 kilómetros y sus torres alcanzan los 318 metros, el equivalente a lo que mide el edificio Chrysler de Nueva York. Este viaducto forma parte de otro proyecto mayor de 89 kilómetros que incluye además una autopista.

Además del puente, se incorporarán dos viaductos de acceso, 43 pasos superiores, 40 inferiores, así como otros servicios de mantenimiento, centros de operaciones y aparcamiento. Una estructura que se enmarca dentro del tramo de 324 kilómetros del recurrente trazado Kinali-Tekirdag-Canakkale-Savastepe.


Sky Pool cuenta con 15 metros de longitud en el aire.

Aquellos que quieran cruzar este impresionante puente tendrán que pagar un peaje de 12,2 euros. Un precio que, aunque no es barato, facilitará mucho la conexión entre Anatolia y Gallipoli, que, hasta este momento, solo se podía realizar en ferry y un recorrido de una hora que, con la creación de este puente, cambiar de continente solo son seis minutos de trayecto.

Para su elaboración, según la agencia Xinhua, se han necesitado 2.500 millones de euros y la construcción corrió a cargo de una serie de empresas turcas y surcoreanas en un proyecto que nació en 2017. Con este puente de récord, se pretende ahorrar un total de 415 millones de euros al año en ahorro de combustible y de la reducción de emisiones contaminantes.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN