El príncipe Harry y Meghan partirán una tarta orgánica el día de su boda


Meghan Markle y el príncipe Harry.
GTRES

Una tarta de limón y flor de saúco, hecha a base de pastelería orgánica, endulzará la boda del príncipe Enrique de Inglaterra y su prometida, Meghan Markle, que se casarán el próximo 19 de mayo. La pareja ha elegido a la repostera californiana Claire Ptak.

Esta mujer es toda una sensación en Londres desde que se trasladó a la ciudad en 2005 para, cinco años más tarde (2010), abrir “Violet”, la pastelería de moda en el barrio de Hackney, al nordeste de la capital. Siendo actriz, Meghan, también nacida en California, conoció hace unos años a Claire Ptak, la entrevistó para su blog y mantuvo con ella una cierta relación hasta que abandonó toda actividad profesional tras anunciar su compromiso con Enrique, quinto heredero en la línea de sucesión de la Corona.

Según el palacio de Kensington, donde se alojan varios miembros de la realeza británica, los novios pidieron a Ptak que plasme en su tarta de bodas “los brillantes sabores de la primavera”. El pastel nupcial será, pues, de limón y flor de saúco, estará recubierto de crema de mantequilla y decorado con flores frescas.

Tras recibir el encargo, Claire Ptak, autora del exitoso manual de repostería Violet Bakery Cookbook, comentó al diario The Telegraph que estaba “muy emocionada” y que compartía con la pareja “los mismos valores sobre los alimentos: sostenibilidad, estacionalidad y, lo más importante, sabor”. La boda entre Meghan y Enrique se celebrará en el Castillo de Windsor.

El príncipe no quiere contrato prenupcial

La fecha de la boda se acerca. La reina Isabel ha dado su consentimento y Harry dice que nada de contrato prenupcial. Suele firmarse ese tipo de contrato antes del casamiento, para de ese modo hacer separación de bienes. Pero el príncipe no quiere… porque cree en su amor.

Según ha explicado una fuente de la Casa Real británica al Daily Mail, “Harry nunca tuvo en mente firmar un acuerdo prenupcial. Está convencido de que su matrimonio será duradero, por lo que no tiene la necesidad de firmar nada”. Se estima que su fortuna personal alcanza los 30 millones de libras inglesas. Pero Harry cree en su amor por Meghan. Lo mismo que sus padres, el Príncipe Carlos y la Princesa Diana de Gales, que tampoco firmaron contrato prenupcial y acabaron en los tribunales… cuando ya no había amor.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook