El plan de Meghan y Harry para reconciliarse con la familia real


Tras un tiempo tormentoso, los duques de Sussex, es decir, Meghan Markle y el príncipe Harry de Inglaterra, parecen querer acercarse de nuevo a la familia real británica, tras su abrupta separación de la misma con el colofón de la polémica entrevista con Oprah Winfrey y las graves acusaciones que realizaron.

Tal y como recoge The Sun, Harry y Meghan planean presentarle a la reina a su bisnieta homónima, Lilibet, si acepta reunirse con ellos en las próximas semanas. Los Sussex se han ofrecido a volar para ver a la monarca, para el primer viaje de regreso de la duquesa al Reino Unido desde el famoso ‘Megxit’, en marzo de 2020.

Según este medio, Harry ha hecho ya algunas llamadas a su familia mientras él y Meghan planean un bautizo para Lilibet, de cuatro meses, posiblemente en el Castillo de Windsor.

En Inglaterra, en cambio, el círculo interno de la reina se ha mostrado sorprendido por la solicitud de una reunión, meses después de que la pareja criticara a la familia real en la célebre entrevista con Oprah Winfrey, amiga personal de Meghan Markle.

“Harry y Meghan han hecho esta oferta, pero mucha gente está impactada por su descaro. Puede que realmente quieran ver a la reina, pero es impresionante teniendo en cuenta lo que le han hecho pasar este año”, dicen fuentes de la casa real a The Sun.

El personal de la reina no ha respondido hasta ahora. De hecho, también se ha debatido sobre la Navidad y si se debe enviar una invitación a Harry y Meghan, después de que rechazaran una el año pasado.

“La reina todavía quiere mucho a Harry, y le encantaría ver a Lilibet y su hermano Archie. Pero la corte está sorprendida por el cambio, especialmente por parte de Meghan, después de lo sucedido”, dicen estas fuentes.



MÁS INFORMACIÓN