El Parlamento Europeo exige frenar la compra de gas y petróleo a Putin “de forma inmediata”

Putin sabe que mantiene a la UE sujeta por su dependencia del gas, y ha terminado por abrir una brecha importante ya no solo entre países, sino también entre instituciones. La Eurocámara ha enviado este jueves un mensaje muy claro a los Estados miembro de la UE: las compras de productos energéticos a Putin hay que zanjarlas y hay que hacerlo “de forma completa e inmediata”. Una resolución que abarca todas las importaciones de petróleo, carbón, combustible nuclear y gas llegados de Rusia pero que, sin embargo, no es vinculante porque la decisión final deben tomarla los Estados miembros.

El texto supone una presión extra para el Alemania, el país más remiso junto a Austria a prescindir por completo de la energía que suministra Putin debido a su alta dependencia del gas y petróleo rusos. El documento que ha salido adelante incluía originalmente una mención a que la prohibición de las compras fuera “tan pronto como fuese posible”, pero el texto que ha salido adelante —con apoyo de 513 diputados y rechazo de 22, con otras 19 abstenciones— ha sido más tajante y con voluntad de inmediatez.


“Que se introduzca un embargo total e inmediato de las importaciones rusas de petróleo, carbón, combustible nuclear y gas“, dice un escrito que también pide frenar los proyectos del gasoducto Nord Stream 1 y 2, así como un plan para garantizar el abastecimiento energético a corto plazo. Los países sí podrán apoyarse en el plan presentado hace ya algunas semanas por la Comisión Europea, en el que plantea cuatro objetivos principales: reducir en dos tercios las importaciones de gas ruso ya en 2022, aumentar las reservas propias al 90% y acelerar los acuerdos con otros socios, además de abrirse a que se limiten los precios dado el efecto dañino que está teniendo el contexto actual en los consumidores.

Nuestra prioridad debe ser privar al régimen de Putin de los recursos que necesita para financiar su despreciable máquina de guerra

“Nuestra prioridad debe ser privar al régimen de Putin de los recursos que necesita para financiar su despreciable máquina de guerra, y esto solo se conseguirá con un embargo energético total“, dijo el eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano durante el debate de la enmienda. De momento la Comisión Europea sí ha propuesto un embargo completo sobre el carbón ruso.


La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante un discurso en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, el 15 de septiembre de 2021.

La Eurocámara es consciente de que frente al gas ruso hay que presentar una alternativa. “Esto debería ir acompañado de un plan para garantizar la seguridad del suministro energético de la UE, así como de una estrategia para hacer retroceder las sanciones en caso de que Rusia dé pasos hacia el restablecimiento de la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas y retire completamente sus tropas del territorio de Ucrania”, añaden, dejando abierta por tanto la puerta a una salida diplomática y de distensión.

En cualquier caso, la decisión final es de los Estados miembros, y es ahí donde se ha roto el consenso.  Así, Polonia, Lituania y Estonia ya han anunciado que dejarán, por su cuenta, de importar energía rusa. En el caso de Varsovia además han planteado un calendario y reducirán a cero ese comercio a finales de este año. Por su parte, en el caso estonio, los plazos son similares. “Para ello se construirá una planta para recibir gas natural licuado en Paldiski de cara a otoño”, señaló el Gobierno en un comunicado.

No solo energía

Por otro lado, la Eurocámara también ha hecho un llamamiento para excluir a Rusia del G20 y de otras organizaciones multilaterales, como el CDH, la Interpol, la Organización Mundial del Comercio, la UNESCO y otras, “lo que sería una señal importante de que la comunidad internacional no volverá a las andadas con el Estado agresor”, añade la resolución

“Para que las sanciones sean más efectivas, el Parlamento pide que se excluya a los bancos rusos del sistema SWIFT, que se prohíba a todos los buques relacionados con Rusia entrar en aguas territoriales de la UE y atracar en puertos de la Unión, y que se prohíba el transporte de mercancías por carretera desde y hacia Rusia y Bielorrusia”, prosiguen, en un terreno en el que sí parece que los Estados miembros se vayan a atrever. Los eurodiputados también exigen la incautación de “todos los activos pertenecientes a funcionarios rusos o a los oligarcas asociados al régimen de Putin, sus apoderados y testaferros, así como los de Bielorrusia vinculados al régimen [bielorruso] de Lukashenko”.

Asimismo, el Parlamento Europeo se muestra muy favorable a que el envío de armas a Ucrania por parte de la UE se mantenga en las próximas semanas. La Cámara reitera que “las entregas de armas deben continuar e intensificarse para que Ucrania pueda defenderse eficazmente”. Los eurodiputados apoyan una mayor ayuda defensiva a las fuerzas armadas ucranianas de forma individual por parte de los Estados miembros de la UE y de forma colectiva a través del Fondo Europeo para la Paz.

MÁS INFORMACIÓN