El Parlament da luz verde al reglamento que permitirá la ruptura exprés de Cataluña


La mayoría de Junts pel Sí en la Mesa del Parlament ha rechazado este martes las peticiones de reconsideración de Ciudadanos, PSC y PP y ha admitido a trámite la propuesta del grupo independentista de reforma exprés del reglamento de la cámara catalana y agilizar así la aprobación de las leyes de desconexión.

Ciudadanos, PSC y PPC habían presentado peticiones de reconsideración a la Mesa contra su decisión de admitir a trámite de forma condicionada la propuesta de Junts pel Sí (JxSí) de reforma del reglamento del Parlament, con la que el grupo del Govern tiene la intención de aprobar las leyes de “desconexión” de forma exprés con el procedimiento de lectura única.

En su reunión de martes, la Mesa ha rechazado las solicitudes de estos tres grupos y ha dado luz verde -con los votos de JxSí, mientras que Cs, PSC y CSQEP se han opuesto nuevamente- a tramitar la reforma del reglamento del Parlament, mientras que el PPC, que también la rechaza, no cuenta con representación en este órgano.

La CUP, por su parte, que tampoco está representada en la Mesa, no se ha pronunciado todavía sobre esta cuestión, aunque es favorable a reformar el reglamento para mejorar el funcionamiento de la cámara.

Sobre el procedimiento para reformar el reglamento, que JxSí considera de forma implícita que debe efectuarse por ponencia conjunta, los grupos de la oposición también se muestran contrarios a utilizar esta vía, puesto que únicamente hay un grupo que ha pedido la reforma de forma explícita. La Junta de Portavoces decidirá en su siguiente reunión si se crea la ponencia conjunta y, en este supuesto, la fecha para su constitución formal.

Los servicios jurídicos de la Cámara han avalado la vía de la ponencia conjunta porque es la que figura especificada en el reglamento del Parlament cuando se propone una reforma del propio reglamento, si bien resulta también admisible la vía de registrar una proposición de ley por parte de algún grupo.

Según los letrados, a diferencia de lo ocurrido con las ponencias de las leyes de “desconexión”, la creación de una ponencia conjunta para reformar el reglamento “se establece expresamente” como procedimiento “para proceder a su reforma”, al margen del número de grupos que la proponen.

Ante la admisión a trámite de la reforma del reglamento, la oposición ha arreciado sus críticas y amenaza con no participar en los trabajos de la ponencia conjunta, como ya sucediera con las tres que se crearon para elaborar las leyes de “desconexión”, que solo contó con la presencia de JxSí y la CUP.

Reacciones

PSC: Fuentes parlamentarias de los socialistas catalanes han señalado que “ahora no toca” una reforma del reglamento de la cámara catalana, “y menos con las intenciones de Junts pel Sí”, por lo que los socialistas “harán todo lo posible” para que no se constituya la ponencia conjunta.

En una rueda de prensa en el Parlament, la portavoz parlamentaria socialista, Eva Granados, ha admitido que es “legítimo” solicitar una reforma del reglamento, pero ha calificado de “chapuza” la manera cómo Junts pel Sí impulsa dicha iniciativa. “No se pueden cambiar las reglas del juego si no se hacen de manera unánime -ha relatado-, por lo que debe haber voluntad por parte de todos, además de que no queremos que se puedan aprobar leyes fundamentales sin poder hacer el debate”, ha dicho. Y avanzó que no participarán en la futura ponencia conjunta.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, ha calificado de un “gravísimo error” la admisión a trámite la propuesta de Junts pel Sí. Además, el presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, ha llamado este lunes al Gobierno a utilizar los “mecanismos del Estado” que sean necesarios contra la reforma exprés del reglamento del Parlament dirigida a agilizar la aprobación de las leyes de desconexión.

Ciudadanos:  El secretario de comunicación de C’s, Fernando de Páramo, ha lamentado la propuesta de JxSí para reformar el reglamento del Parlament porque está haciendo “lo que le da la gana” para evitar que la oposición se pronuncie en la cámara.

La reforma permitiría tramitar leyes por lectura única haciendo valer una mayoría absoluta en el Parlament sin necesidad de debate ni enmiendas de los grupos, por lo que De Páramo cree que “quieren declarar la independencia haciendo trampas”.

Ha apoyado su argumento en que el Parlament rige los derechos y deberes de los diputados y ha considerado que el cambio no es para mejorarlo, sino “para hacerlo a su antojo y que sea su reglamento: el de ERC, CDC y la CUP”.

Sobre qué hará C’s si la ponencia se acaba constituyendo, ha dicho que todavía tienen que estudiarlo, pero ha asegurado que su partido “no permitirá que se salten las leyes”.

PPC: El portavoz del PP en el Parlament, Alejandro Fernández, ha acusado a JxSí de “romper el Parlament entre una oposición democrática y un Govern y unos partidos que le apoyan antidemocráticos“, y ha adelantado que su grupo estudiará presentar recurso de amparo al Tribunal Constitucional.

Según Fernández, la ponencia no puede abrirse si hay cuatro grupos en contra: “Se volvería a vulnerar los derechos de los parlamentarios, como ya ha ocurrido en dos ocasiones anteriores”, y ha recordado que el TC ya dio la razón a Cs, PSC y PP el año pasado cuando impugnaron las ponencias conjuntas de las leyes de ‘desconexión’ porque no tenían mayoría parlamentaria.

CSQEP: Desde las filas de Catalunya Sí Que Es Pot, censuran a los independentistas que “cargarse la democracia en nombre del ‘procés’ no es legítimo”.

JxSí: Para los artífices de la reforma, a través del portavoz adjunto en el Parlament, Roger Torrent, la propuesta de su grupo de reformar el reglamento de la Cámara porque es “legítima, legal y conveniente”.

Considera que es legal porque así lo recoge un informe de los servicios jurídicos del Parlament, porque es “absolutamente legítimo proponer la reforma del reglamento, y porque es conveniente ya que con la ponencia conjunta se abre a los grupos la posibilidad de hacer iniciativas al respecto.

Sobre que la reforma se haga para agilizar la aprobación de una ley importante –la de transitoriedad jurídica, una de las leyes de ‘desconexión’–, ha respondido que “no se puede juzgar por la intencionalidad política que se supone que hay detrás”.

“La reforma se puede aplicar en muchos casos. Afecta a cualquier tramitación de ley. El resto es prejuzgar, en función de la ideología, para qué servirá. Pero pedimos que se juzgue la modificación por lo que dice y no por lo que se piensa de ella”, ha dicho.

Govern: La portavoz del Govern, Neus Munté, ha catalogado de “perfectamente adecuada” la reforma del reglamento del Parlament que propone JxSí para agilizar la aprobación de leyes, especialmente las de desconexión.

Munté ha criticado que la oposición vea “subversivo y malévolo” pedir un cambio de reglamento, y ha asegurado que muchas de las medidas que quiere incorporar JxSí ya están reflejadas en los reglamentos de la mayoría de parlamentos autonómicos y del Congreso.

Además de agilizar la tramitación de leyes, la reforma que propone JxSí incluye medidas para fomentar la conciliación laboral, potenciar la reforma horaria y mejorar la transparencia.

“Recuerdo que es una reforma que hace tiempo que está sobre la mesa y que afecta a diferentes medidas, y no sólo al de la figura de la lectura única”, ha dicho.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook