El Papa besa una bandera llegada de Bucha y condena las “atrocidades” a la par que clama la “impotencia de la ONU” ante la guerra

El Papa Francisco ha besado y bendecido una bandera ucraniana traída al Vaticano desde la ciudad de Bucha, en donde este fin de semana aparecieron los cuerpos de más de 400 civiles asesinados por los rusos antes de la liberación del enclave y ha condenado estas “atrocidades”.


El Pontífice ha señalado que “las noticias recientes sobre la guerra en Ucrania, en lugar de traer alivio y esperanza evidencian que se han cometido nuevas atrocidades, como la masacre en Bucha” y ha subrayado que la guerra en Ucrania está derivando en “crueldades cada vez más horrendas, también cometidas contra civiles, mujeres y niños indefensos”.

En su discurso ha definido la ciudad ucraniana como “esa ciudad martirizada”, declarando que sus habitantes “son víctimas cuya sangre inocente grita al Cielo e implora: pongan fin a esta guerra, callen las armas, dejen de sembrar muerte y destrucción”.

“Impotencia de la ONU”

En la bandera, que el Papa ha besado,  había una inscripción en ucraniano que dejaba constancia de que el batallón de voluntarios que participó en la operación militar para liberar la ciudad de la invasión de las tropas rusas. 

Durante la audiencia general de este miércoles, Francisco se ha rodeado de un grupo de niños ucranianos que llegaron a Italia a través de la mediación de la embajada de Ucrania ante la Santa Sede y de la región italiana de Cerdeña, y ha clamado contra la “impotencia de la ONU”.


Óscar Mijallo, con su equipo, durante una entrevista en Ucrania.

En el acto que ha presidido, el Santo Padre ha reclamado una mayor implicación de la Comunidad Internacional y ha señalado que “después de la Segunda Guerra Mundial, se intentaron sentar las bases de una nueva historia de paz, pero lamentablemente, no aprendemos, ¿eh? Esta vieja historia de las grandes potencias en guerra ha continuado. Y, en la guerra actual en Ucrania, estamos presenciando la impotencia de las organizaciones de las Naciones Unidas”.

MÁS INFORMACIÓN