El número de aguacates que debes comer por semana para reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón


Al aguacate, un alimento cuya popularidad ha explotado en los últimos años, se le conocen múltiples beneficios para la salud humana. Ahora, un estudio con un gran seguimiento ha documentado algunos de estos efectos de su consumo a lo largo del tiempo, incluyendo el menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Los beneficios de dos aguacates semanales

Así se expone en un artículo publicado en la revista Journal of the American Heart Association, que detalla los resultados de una investigación llevada a cabo por científicos adscritos a la Universidad de Harvard.

Concretamente, el estudio analizaba los datos de 68.000 mujeres, extraídos del Nurses Health Study y 41.000 hombres, tomados del Heath Professionals Follow-Up Study, en todos los casos sin antecedentes de cáncer, enfermedad coronaria o ictus al comienzo del seguimiento (de más de treinta años).

A estos participantes se les realizaron cuestionarios sobre su dieta cada cuatro años, mientras se registraba su historial de salud. En el plazo establecido, en total, se registraron 14.274 casos de enfermedad cardiovascular.

Pues bien, tras ajustar otros factores dietéticos y de estilo de vida, los investigadores encontraron que las personas que comían aguacates dos o más veces a la semana tenían un riesgo un 16% menor de padecer enfermedad cardiovascular y un riesgo un 21% menor de padecer enfermedad coronaria, en comparación con aquellos que no los consumían. En cambio, no se encontró ninguna relación entre el consumo de aguacate y el riesgo de ictus.

Similarmente, sustituir media ración diaria de margarina, mantequilla, huevos, yogur, queso o carnes procesadas por la cantidad equivalente de aguacate reducía el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 16% y un 22%.

Relevancia y limitaciones

El hallazgo, dicen, es relevante para las recomendaciones en materia de salud pública especialmente si tenemos en cuenta que el consumo de aguacate se ha multiplicado en los países desarrollados en las últimas dos décadas.

Aún así, reconocen, el trabajo tiene sus limitaciones. La información sobre la dieta era reportada por los propios participantes, con lo que es posible que hubiera errores en la clasificación o en el registro; la población no era heterogénea (profesionales de la salud) y no fue posible establecer una relación causal entre el consumo de aguacate y esta reducción en el riesgo de sufrir patologías cardíacas.

De todas formas, el estudio incide en la importancia del consumo de grasas insaturadas vegetales a la hora de reducir el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular; siempre teniendo en cuenta también otros aspectos como el balance calórico y nutricional.



MÁS INFORMACIÓN